Ex abogado de Trump lo involucra en delitos

8
El litigante pagó a dos mujeres, supuestas amantes del republicano, para que guardaran silencio sobre esas relaciones.

Agencias/Washington

Dos personas allegadas al presidente estadunidense Donald Trump sufrieron este martes reveses judiciales: su ex jefe de campaña, Paul Manafort, fue declarado culpable por fraude fiscal y estafa bancaria, mientras que su ex abogado, Michael Cohen, admitió haber violado leyes de financiamiento de campaña electoral al tiempo que involucraba al magnate en sus declaraciones.
En total, Cohen admitió ser culpable de ocho cargos, que incluyen también evasión fiscal y fraude bancario.
La clave son los dos delitos de financiamiento ilegal de campañas electorales reconocidos por el abogado, pues estos afectan directamente a Trump.
Cohen compareció en Nueva York ante un juez federal, reconoció haber gestionado antes de las elecciones el 8 de noviembre de 2016 dos pagos, de 150 mil y de 130 mil dólares, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con el entonces candidato republicano a la presidencia para que guardaran silencio.
El ex defensor del magnate aseguró que actuó “bajo dirección del candidato” y “con el objetivo principal de influir en las elecciones”, implicando explícitamente a Trump en estos delitos.
Aunque los documentos judiciales no identifican a las mujeres, todos los detalles coinciden con los casos de la ex modelo de Playboy Karen McDougal y de la actriz porno Stormy Daniels.
Tras efectuar los pagos, el abogado pasó facturas falsas a la empresa de Trump, que le reembolsó las cantidades abonadas.
El abogado optó ayer por aceptar un acuerdo con los fiscales y declararse culpable, con el fin de evitar un juicio y buscar una pena más reducida.
El pacto con la fiscalía no incluye a priori un compromiso de cooperación por parte de Cohen en pesquisas contra Trump como las que lleva a cabo el fiscal de la trama rusa, Robert Mueller. Sin embargo, el acuerdo tampoco lo impide.
Según varios medios de EU, el acuerdo con las autoridades enviará a Cohen a la cárcel con una pena de hasta cinco años, muy inferior a la condena máxima a la que podría enfrentarse por los delitos que ha admitido. El abogado conocerá su castigo el 12 de diciembre.
La declaración de Cohen se produjo prácticamente al mismo tiempo que en el estado de Virginia se le declaraba culpable de ocho cargos por fraude a Paul Manafort, el exjefe de campaña de Trump.
Un jurado encontró culpable a Manafort en cinco cargos de evasión impositiva, uno por no informar sobre una cuenta bancaria en el extranjero, y dos por estafa bancaria en la obtención de préstamos. En los otros diez cargos no se dictó veredicto.
Antes de un acto en Virginia Occidental, Trump dijo que estaba “muy triste” por el resultado del juicio contra Manafort.
“No tiene nada que ver con una conspiración rusa”, dijo Trump a periodistas en Charleston. “Esta es una caza de brujas y una desgracia”, añadió.
En el proceso judicial, Manafort fue acusado de ocultar ingresos millonarios derivados de su trabajo como asesor político en Ucrania.
También se le acusó de haber mentido a los bancos para lograr créditos por 20 millones de dólares. Manafort podría ser condenado a una pena de prisión de por vida.
Se trata del primer juicio que se ha puesto en marcha como consecuencia de las investigaciones sobre las supuesta intromisión de Rusia en el proceso electoral estadunidense a favor de Trump, aunque esta causa no está relacionada directamente con el núcleo de las pesquisas.

Milenio Diario