Washington busca “castigar” a gigantes de redes sociales

5
Jack Dorsey, presidente ejecutivo de Twitter.

Agencias/Washington

El gobierno de Estados Unidos anunció este miércoles una posible acción legal contra los gigantes de las redes sociales por las sospechas de posición dominante y de sesgo político.
Una declaración del Departamento de Justicia indicó que el fiscal general, Jeff Sessions, “convocó a una reunión con varios procuradores generales este mes para discutir la creciente preocupación de que estas compañías puedan estar perjudicando la (libre) competencia y sofocando intencionalmente el libre intercambio de ideas en sus plataformas”.
Hace pocos días, el presidente Donald Trump acusó a las grandes firmas tecnológicas de censurar y reprimir a las voces conservadoras en favor de las opiniones progresistas.
Trump lanzó la semana pasada una advertencia a las gigantes Google, Facebook y Twitter a “tener cuidado”, pero no llegó a amenazar con una regulación.
La breve declaración del Departamento de Justicia se produjo al final de una audiencia en el Senado con altos ejecutivos de las redes sociales Facebook y Twitter.
En la audiencia en el Comité de Inteligencia del Senado, legisladores y ejecutivos hablaron de la manera para contrarrestar las campañas de manipulación en redes sociales emprendidas por entes extranjeros.
Twitter estaba “poco preparado y mal equipado” para las inmensas campañas de manipulación que afectaron a las redes sociales en los últimos años, reconoció su presidente ejecutivo, Jack Dorsey.
El alto directivo afirmó que la plataforma estaba pensada para ser como una “plaza pública” pero que no fue capaz de manejar los “abusos, el acoso, los ejércitos de ‘trolls’, la propaganda de los ‘bots’ (cuentas automáticas)”.
La jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, volvió a reconocer que su empresa no tomó medidas enérgicas contra las campañas de influencia provenientes de Rusia que interferían con las elecciones presidenciales estadunidenses de 2016. “Fuimos demasiado lentos para detectar esto y demasiado lentos para actuar”, aceptó.
En una audiencia posterior en un comité de la Cámara de Representantes, Dorsey negó cualquier sesgo político.
Analistas dicen que hay poca evidencia de que las firmas de internet estén filtrando contenido por razones políticas, pero que las compañías tendrían protecciones constitucionales contra cualquier esfuerzo gubernamental para regular sus algoritmos.
Las acciones de las compañías de redes sociales cayeron ayer, luego de las audiencias en el Congreso. Twitter retrocedió 5.7 por ciento y Facebook, 2.32 por ciento.

Milenio Diario