Pide Coca Cola a EU eliminar el arancel de 10% al aluminio

12
El funcionario fue invitado a la tradicional comida anual con líderes del país.

Pilar Juárez y agencias/México, Washington y Ottawa

Tras el reclamo de empresas como Coca Cola —que anunció un alza a los precios de sus latas de refresco— por la imposición de aranceles al aluminio, el gobierno de Estados Unidos, a través de la Casa Blanca, abrió la posibilidad de que su industria importe el material mexicano sin la cuota de 10 por ciento.
Ramón Beltrán, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Aluminio (Canalum), indicó que el pasado 29 de agosto la Casa Blanca presentó una proclama firmada por Donald Trump en la que se prevé la posibilidad de importación de productos de aluminio sin arancel.
“Si la industria de Estados Unidos necesita comprar aluminio de México porque no le es suficiente a su industria o porque no tiene las cualidades o calidades óptimas, simplemente mediante una petición podrán llevarlo de México sin pagar arancel”.
El presidente de la Canalum comentó que aún no se ha firmado ningún acuerdo y lo que se tiene es un formal entendimiento, por lo que están a la espera de que Canadá se sume.
Estados Unidos compra cerca de 350 mil toneladas de productos de aluminio a México, tales como latas, escaleras, autopartes, rines, puertas y ventanas, entre otros 120 productos que equivalen a 6 mil millones de dólares anuales.
El presidente del Instituto del Aluminio, José Ramón Elizondo, indicó que la solución de permitir la importación de aluminio a petición de las empresas puede ser una medida paliativa, pero no solucionará la problemática.
Los productores de acero de los tres países que conforman el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pidieron a Canadá y EU que aborden la eliminación de todas las restricciones comerciales del acero y el aluminio de la sección 232.
La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) y la Asociación Canadiense de Productores de Acero (CSPA) indicaron que un TLC con aranceles al acero y al aluminio contradice sustancialmente el propósito principal de un tratado comercial.
Joseph Galimberti, presidente de CSPA, comentó que la renegociación del TLC representa una oportunidad ideal para eliminar las barreras comerciales en el acero y el aluminio dentro de la región para fortalecer las principales cadenas de suministro en energía, industrial, construcción y manufactura de América del Norte.
Buena voluntad en TLC
Tras las conversaciones con EU, Canadá insistió en que aún hay opciones de salvar el TLC.
“Seguimos trabajando duro”, dijo la canciller canadiense, Chrystia Freeland, tras una reunión en Washington con el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer.
“Continuamos trabajando duro. La atmósfera continúa siendo constructiva y positiva. Hay buena fe y buena voluntad en los dos bandos, y continuaremos trabajando en esto”, dijo la funcionaria estadunidense.
Por su lado, el presidente de EU, Donald Trump, sostuvo que su país debe alcanzar un acuerdo comercial justo con Canadá, mientras que Kenneth Smith, jefe negociador de México, sostuvo que mañana o el próximo fin de semana pueden concluir las negociaciones.
Sin embargo, hay pocas señales de que ambos países estén cerca de alcanzar un acuerdo. Canadá quiere una exención permanente a los aranceles al aluminio y el acero y que desaparezcan las amenazas de tarifas a los autos.
Asimismo, el gobierno de EU quiere eliminar un mecanismo de resolución de disputas que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, considera crucial. Además, se discuten también las exigencias en torno al mercado lácteo canadiense.
Sobre la resolución de disputas entre particulares y el gobierno, Freeland evitó aludir los temas que se presentan como escollos en el camino hacia un pacto.
Por su parte, el director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), Fernando Ruiz Huarte, confió en que esos asuntos comerciales prosperen en los siguientes días pues, insistió, es de suma relevancia continuar con un tratado trilateral.
Tras participar en un foro organizado por la Cámara Nacional de la Industria del Aluminio, el directivo señaló que un tratado bilateral puede ser válido jurídicamente, toda vez que EU se tiene un antecedente al respecto.
“El Congreso había dado la autorización para un acuerdo multilateral y terminó en un trato bilateral o varios bilaterales; y estos caminaron”, ejemplificó el dirigente.

Milenio Diario