Ve agro oportunidades en guerra de aranceles

6
México produce 80 por ciento del consumo nacional de manzana

Eduardo de la Rosa/México

En respuesta a los aranceles al acero y el aluminio aplicados por Estados Unidos, México tomó medidas retroactivas en áreas estratégicas para equilibrar el comercio, acciones que algunos sectores agroalimentarios del país las toman como una oportunidad de crecimiento para los productores en el mercado interno.
Los sectores con los que México respondió con aranceles iniciales son piernas y paletas de cerdo, con 20 por ciento; jamones y trozos de jamón, 20, y embutidos de puerco, con 15 por ciento.
Queso fresco, con 25 por ciento; rallado o en polvo, 20, y otros 20 por ciento. A manzana, papa y arándanos rojos, con 20 por ciento.
La Secretaría de Economía indicó que en algunos sectores los porcentajes podrán subir conforme avancen los meses.
Acelerar el paso
El presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (CPM), José Luis Caram Inclán, explicó en entrevista con MILENIO que sostuvieron un diálogo con el Consejo Nacional Agropecuario y la Secretaría de Economía, en el cual consensuaron los productos agropecuarios en los que México aplicó represalias.
Se implementó un cupo hasta de 350 mil toneladas para que sea ocupado por terceros países, en sustitución de lo que se deje de traer de EU. El fin es “garantizar el abasto y la estabilidad de precios; los países a los que se les dio la oportunidad de exportar a México son de Europa y de América Latina, pues son los que tienen aprobado el protocolo sanitario”, dijo el entrevistado.
Recordó que hace poco llegó el primer cargamento procedente de Europa, con 25 toneladas y media de carne. “No hay ninguna razón para que haya algún problema de escasez o desequilibrio en los precios, para nada”.
La situación representa una oportunidad para que la planta productiva nacional acelere el paso y se fortalezca, dijo.
Precisó que es una medida económica-política que nada tiene que ver con estructuras de mercado. “Tenemos importaciones superiores a 800 mil toneladas de carne en todas sus fracciones, con un valor de mil 500 millones de dólares anuales; los aranceles sí están causando un gran problema, pero a los productores de EU”.
Tramposos
A su vez, el presidente del Sistema Producto Nacional de la Manzana, Elier Homero García Domínguez, expuso en entrevista que gracias a las medidas tomadas por México, el sector está siendo favorecido con la barrera a la fruta procedente de EU.
“Por ahora, nos favorece, debido a que siempre hemos batallado con la manzana estadunidense”. Los productores de EU siempre “han sido muy tramposos y han manejado en otros sentidos el comercio; desde 1994 ha habido varios casos de dumping, ya que con la sobreproducción que logran, mandan manzana muy barata a México.
“Entonces, los aranceles de México a EU nos ayudan a solventar esa situación”, reiteró el dirigente manzanero.
Detalló que EU manda manzana por debajo del costo de producción; “ahora no lo podrá hacer con tanta facilidad, al pagar un arancel de 20 por ciento, por lo tanto esta fruta llegará a precios más competitivos y generará que la producción mexicana se quede en el mercado interno”.
Explicó que el precio de la manzana en el autoservicio está entre 38 y 40 pesos, pero al productor solo se le paga a 10 pesos, por lo que ahora se pude beneficiar con dos pesos adicionales.
Añadió que el consumidor mexicano debe estar tranquilo, ya que la cosecha de manzana está a un mes de comenzar y, por ende, “en este periodo estará más barata la fruta”. Recordó que México no exporta manzana pero produce 80 por ciento del consumo nacional; el resto lo complementa con importación de EU; “es obvio que el precio de la fruta gringa aumente de precio, pero hay que buscar producto nacional más barato”.

Presiones para EU
Los aranceles de México a EU benefician al sector productivo nacional, aunque es prematuro medir su efecto, afirmó René Fonseca, director general de la Cámara Nacional de Industriales la Leche (Canilec). “La gradualidad que se puso en el caso de los quesos y productos de cerdo ayuda a que no se tenga un impacto en precios al consumidor”.
Dijo que el segundo transitorio del decreto de la Secretaría de Economía establece una gradualidad, por lo que los precios los están absorbiendo los productores de EU, al grado de que están inconformes con los aranceles y han pedido quitarlos.
“La realidad es que en lácteos, y particularmente en quesos, el mercado estadunidense está presionado, por lo que no aguantará un aumento de precios; entonces, si viene una presión al hacerlo, los proveedores de EU tendrán que absorberlo, veo complicado que esto repercuta en el consumidor mexicano”, dijo.
Expuso que el segmento de foodservice —preparación de pizzas, hamburguesas y otras comidas rápidas— que usa queso rallado y en polvo, en México no tendrá que encontrar aumentos de precios en sus productos finales. “El queso es un ingrediente más dentro de un alimento como los mencionados, entonces si aumenta se diluye, por lo que no tendrá por qué elevarse el precio de la pizza”, aseguró. También se podrá optar por productos nacionales.
Apoyo al gobierno
El presidente de la Confederación Nacional de Productores de Papa de la República Mexicana (Conpapa), Gerardo García, indicó que al consumidor mexicano solo le afectará el producto que venga de EU. Detalló que hay cuatro fracciones: fresca, procesada o semiprocesada, harina y papa chip (para las botanas); el arancel de 20 por ciento se impuso solo a la procesada y semiprocesada.
Precisó que el arancel es sobre el valor de la importación y no significa que sea al producto total. “En la Conpapa hemos apoyado al gobierno en todo lo que son los tratados y acuerdos de libre comercio, porque esto mejora el intercambio de mercancías”.

Milenio Diario