Urgen a apoyar proyectos en infraestructura de gas natural

21

Yeshua Ordaz/México

Para elevar la competitividad en materia de gas natural y contrarrestar el efecto negativo de Estados Unidos es necesaria una mayor flexibilidad en los proyectos de ese combustible que faciliten su almacenamiento y transporte, reconocieron especialistas durante el foro México Oil & Gas Summit 2018, organizado por México Business Events.
El bajo costo en que se compra el gas natural a Estados Unidos, así como la infraestructura más sólida y competitiva del vecino del norte son los factores que han marcado al sector en México, por lo que el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) está a punto de alcanzar 100 contratos para construir gasoductos y espera mejorar los términos de esos convenios para permitir que se desarrollen más proyectos en menos tiempo, explicó en su participación el director general de este organismo, David Madero.
En el panel Suministro, demanda e infraestructura de gas natural, el vicepresidente de Business Development en ATCOm, Elie Atme señaló que México vive en constante cambio y el sistema tiene que mejorar con cada paso, por lo que la nueva administración debe continuar estos esfuerzos para consolidar la industria.
“La CRE decidió eliminar los precios de venta de primera mano de Pemex para incentivar un mercado de gas natural más ágil y competitivo en México”, explicó el presidente de la CRE, Guillermo García, y agregó que la comisión presentará al Cenagas un plan detallado para llevar gas natural a las regiones del sur del país y brindar mejores condiciones de vida y acceso a una fuente de energía limpia y segura.
La jefa de la Unidad de Políticas de Transformación Industrial de la Secretaría de Energía, Rosanety Barrios, destacó que México ha trabajado de manera rápida para aprovechar el nuevo modelo de gas natural mixto en el que Pemex y los inversores privados pueden interactuar libremente.
Durante la ponencia Los logros de la reforma energética y cómo consolidarlos, explicó que “una empresa petrolera fuerte no solo debe mantener su nivel de producción, sino que también debe hacerlo a un bajo costo”.
Agregó que se han anunciado 56 proyectos de almacenamiento y transporte en 21 estados con una inversión de más de 5 mil millones de dólares, situación que también se ve reflejada en el petróleo. “Tenemos seis refinerías, pero solo tres están configuradas. Pemex simplemente no tiene la capacidad de satisfacer la demanda”.
Barrios añadió que para garantizar la seguridad energética se requiere establecer dos agendas: en el corto plazo se debe garantizar la disponibilidad, y en el largo tiene que estar lista toda la infraestructura para ductos y almacenamiento.

Milenio Diario