AMLO exhibe intolerancia ante sanción del INE a MORENA

10

Grave y preocupante es que el virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirme hasta el cansancio que irá con todo contra la corrupción cuando asuma el poder el próximo 1 de diciembre de 2018, sea quien sea, así fueran amigos o propios correligionarios de su partido MORENA, pero en este inter de la entrega recepción de la administración federal descalifique una vez más a las instituciones, al INE y a la Secretaría de Hacienda, por haber expuesto ante la opinión pública el millonario desvío de recursos cometido por el partido que él fundó, a través del fideicomiso “Por los demás” integrado por altos miembros de la cúpula morenista para,supuestamente, apoyar a damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017.
López Obrador, sorprendido al término de sus vacaciones en su rancho “La Chingada”, en Tabasco, por la sanción de casi 200 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral le impuso a MORENA por no transparentar el uso de los fondos captados en este fideicomiso,que hasta el momento se sospecha de que no sirvió para tal fin sino para presuntamente encubrir gastos de campañas electorales, volvió a su papel de candidato a la presidencia de la República,cuando culpaba a la mafia del poder y a las instituciones de todos las campañas y señalamientos en su contra, aprovechando la confianza que muchos ciudadanos tienen en su liderazgo.
“La multa impuesta por INE a Morena por 197 mdp es una vil venganza.No existe ningún acto inmoral con el fideicomiso a damnificados por el sismo.Nosotros no somos corruptos ni cometimos ilegalidad.Por el contrario, buscan enlodar una acción humanitaria.Acudiremos a tribunales”, tuiteó AMLO, al estilo Donald Trump, en una franca actitud de reto y de desprecio a la investigación que puso en entredicho los preceptos de MORENA de NO ROBAR, NO MENTIR y NO TRAICIONAR AL PUEBLO, meses antes de tomar el poder presidencial.
Luego, arremetió también en contra de la Secretaría de Hacienda: “No es cierto lo que dicen los consejeros del INE.Están falseando.Se pusieron de acuerdo desde hace tiempo con Hacienda.Complot, eso sí calienta.Digo esto porque esos documentos que filtró Hacienda todavía en campaña tienen que ver con cuentas de Morena”.
López Obrador, en vez de reaccionar fúrico ante esta sanción del INE contra MORENA por visos de malos manejos en el fideicomiso “Por los demás” y de lanzar descalificaciones de que es “una vil venganza” y un “complot”, debería serenarse primero antes de haber dado cualquier declaración sobre el tema y, en cambio, haberse pronunciado por que se abriría una investigación al respecto, para demostrar con hechos que él no es cómplice de ningún fraude. Y sí en cambio, de haber algún responsable del desvío de recursos, aplicar ejemplar castigo a quienes incurrieron en actos de corrupción en el manejo de fondos del citado fideicomiso.
Además de aventuradas y graves las declaraciones que sobre el tema en referencia ha hecho el virtual y próximo Jefe del Ejecutivo Federal para descalificar al INE y a los consejeros que preside Lorenzo Córdova, acusando también a la SHyCP, es por demás una señal grave y preocupante para el país y la opinión pública internacional que exhibe la intolerancia de López Obrador ante los señalamientos de corrupción que una institución está soportando, con pruebas apegadas a la legalidad, en contra del partido que él fundó y que presume ser un “movimiento de regeneración nacional” ejemplo de honestidad, honradez y fidelidad a los intereses del pueblo. ¿Vil venganza? ¿Complot? Tales afirmaciones lanzadas con premura por López Obrador para descalificar la investigación contra MORENA, llamado ya el MORENAGATE, podría ser el primer paso para quebrantar la confianza que más de 30 millones de mexicanos le confirieron a “ojos cerrados” mediante el voto en los históricos comicios del 1 de julio de 2018. Si de algo estoy seguro, es que nadie en México, se pondría en riesgo de retar a AMLO con acusaciones infundadas hacia él o en contra de su partido MORENA si no se tuviera contundencia en las pruebas que arrojaron las investigaciones que el INE llevó a cabo ante sospechas de desvío de recursos y malos manejos en el mentado fideicomiso pro ayuda de damnificados.
El próximo mandatario de la nación debe dar, insisto, certidumbre de que durante su gestión la cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad va en serio y no será una acción donde quedarán a salvo y excluídos sus compañeros de MORENA y sus amigos. De ser así, solo demostrará que la “mafia del poder” que tanto usaba de slogan para defenderse de señalamientos en su contra, ahora se pasó a las filas de su partido y desde ahí dominan el poder político para seguir enriqueciéndose a costa del pueblo y continuar saciando sus ambiciones personales.
Y cierro con el punto número 18 de su anunciado plan de austeridad: “Se cancelarán fideicomisos o cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia”. Entonces, ¿porque se enoja con el INE?