Uber, investigada por acusación de discriminación

7

Hannah Kuchler y Shannon Bond/San Francisco y Denver

Uber está bajo investigación de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EU (EEOC, por su sigla en inglés) por acusaciones de discriminación de género, ya que la compañía para solicitud transporte sigue lidiando con las consecuencias de las denuncias de #MeToo.
La investigación —que puede llevar a pagos de compensación y multas si se establece la ilegalidad— comenzó en agosto de 2017, de acuerdo con una persona familiarizada con la empresa. Los problemas de acoso sexual de Uber los expuso por primera vez Susan Fowler, una ex ingeniera de software, en febrero del año pasado.
La acción de EEOC se suma a la lista de investigaciones federales a las que enfrenta la compañía, con investigaciones en curso sobre transparencia de precios, sobornos en el extranjero y robo de propiedad intelectual. Los reguladores también investigan la herramienta “greyball” de Uber para evadir a los funcionarios de los reguladores, su campaña “Hell” (Infierno) contra su rival Lyft y el manejo de los empleados de Uber en el caso de una víctima de violación en India.
Uber dijo que la compañía “mejora continuamente” y que “llevó a cabo muchos cambios en los últimos 18 meses, entre ellos la implementación de una nueva estructura salarial y de capital con base en el mercado, con la reforma de nuestro proceso de revisión de desempeño, la publicación de informes de diversidad e inclusión, y el despliegue de capacitación sobre diversidad y liderazgo para miles de empleados en todo el mundo”.
La EEOC, que no confirmó el caso, al citar confidencialidad, presentó varias demandas por acoso sexual contra empleadores en todo el país.
La comisión puede multar a las compañías con más de 500 empleados hasta con 300 mil dólares por individuo agraviado, así que el monto de la multa de Uber depende de la cantidad de personas que pueda representar cualquier demanda resultante.
La investigación, sobre la cual informó por primera vez el Wall Street Journal, se da después de una semana difícil para Uber en la que los problemas que sacudieron a la compañía el año pasado parecían florecer nuevamente bajo el nuevo director ejecutivo Dara Khorowshahi.
La semana pasada, Liane Hornsey, directora de recursos humanos, renunció después de una investigación por quejas anónimas sobre cómo manejó las denuncias de los empleados.
El viernes, el New York Times informó que los empleados presentaron quejas de que el director de operaciones de Uber, Barney Harford, realizó comentarios insensibles sobre las mujeres y las minorías. Harford, a quien Khosrowshahi conoce desde hace mucho tiempo y contrató para Uber en diciembre, dijo que trabajará con un instructor ejecutivo para abordar sus “puntos ciegos”, según el informe.

Financial Times / Milenio Diario