Desaira México mecanismo de OCDE para castigar corrupción

19

Rafael Montes/México

La organización Transparencia Mexicana reveló que durante 20 años México ha desairado un mecanismo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para castigar la corrupción, de acuerdo con un informe emitido por Transparencia Internacional sobre los niveles de cumplimiento de la Convención contra el Cohecho en Transacciones Comerciales Internacionales, mejor conocida como Convención OCDE contra la corrupción.
El documento, dado a conocer en Berlín, identificó a México en el grupo de países con niveles mínimos o nulos de cumplimiento de 44 naciones analizadas y proporciona recomendaciones, como garantizar a un fiscal independiente.
Según el informe, la mitad de países analizados aprovecha la Convención OCDE para investigar casos de corrupción internacional, pero los restantes, entre ellos, México, China, Colombia, India, Rusia, Singapur, Corea, España, Turquía y otros, tienen niveles de cumplimiento muy bajos o nulos.
La Convención OCDE es un instrumento jurídico que permite a los países investigar y sancionar la corrupción de empresas multinacionales que operan en el extranjero.
“México ratificó esta convención en 1999 y hasta la fecha no ha sancionado ningún caso de corrupción utilizando este instrumento jurídico”, acusó Transparencia Mexicana en un comunicado a propósito del informe.
También señala que las empresas mexicanas Cemex y Grupo México están siendo investigadas en el extranjero.
A Cemex la investigan las autoridades de Estados Unidos y Colombia por sus actividades en ese país sudamericano y el gobierno español investiga a Grupo México por sus actividades en España.
“Sin embargo, no hay investigaciones conocidas en México de las actividades en el extranjero de estas dos empresas”, señala.
Según la organización, el instrumento sirve para que desde la Procuraduría General de la República (PGR) se utilicen los recursos de cooperación internacional para investigar a firmas internacionales que hacen negocios en México, como Odebrecht, pero también para las mexicanas que operan en el extranjero.
“La principal consecuencia (de que no se haya aplicado este instrumento) es que los casos que más agravian a los mexicanos, cuando llegan a investigarse, no son perseguidos por autoridades mexicanas y naturalmente que casos como Odebrecht queden impunes”, afirmó Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana.
El informe proporciona recomendaciones específicas para México, entre las que destacan reformar el artículo 102 constitucional, pues consideró que el titular de la PGR “no garantiza la suficiente autonomía”, debido a que puede ser removido por el Presidente y necesita la aprobación de éste.
También recomienda involucrar al Servicio de Administración Tributaria y a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda para que tengan un rol más activo en los casos de corrupción tanto en México como en el extranjero; completar el nombramiento del fiscal especial anticorrupción y asegurar que el Sistema Nacional Anticorrupción se implemente adecuadamente en estados, entre otros temas más.

Milenio Diario