Aunque la celebración del Día de Muertos no representa un repunte para el sector restaurantero sí atrae a visitantes que pudieran ser comensales potenciales en la entidad, consideró el presidente de Campeche Unido para el Desarrollo Integral Restaurantero (Cudir), Abraham Cervera Ganzo.
Comentó que para el sector estas fechas no representan un alza porque es una fiesta tradicional que las familias acostumbran vivir en casa.
“Claro que hay algunos restaurantes que sacan a la venta el tradicional Pibipollo para ofrecer la degustación a los turistas y visitantes, pero no es algo que se maneje masivamente como sucede con otras épocas de demanda alta, como las fiestas decembrinas y de fin de año”, expresó.
Por el contrario, Cervera Ganzo mencionó que los restauranteros se preparan por las vísperas del mes de diciembre, cuando las ventas aumentan por el tipo de celebración para despedir el año.
Sobre la exposición de altares sobre la calle 59 que ya está tomando auge, aseguró que no perjudica porque lo que se realiza a favor de la comunidad genera flujo de visitantes locales, nacionales y extranjeros, y eso beneficia también a los restauranteros.
“Por supuesto que si beneficia a los negocios que se encuentran dentro del Centro Histórico de la ciudad, pues la gente necesita más atractivos para que se animen a regresar y de ahí en forma recurrente llegan a la ciudad en busca del evento”, enfatizó.
Creo “continuó” que es necesario hacer un ejercicio con los restauranteros de la calle 59 para ver si les trae beneficios si emplean los altares, pues a veces se interrumpe el flujo de las personas, aunque también pudiera ser que esas mismas personas generan consumo de alimentos. Esto es un buen ejercicio y falta ver cómo les va durante la actividad.
Finalmente, el funcionario insistió que toda actividad artística y cultural que se realice en la 59 puede generar buenos resultados, pues el flujo de visitantes más fuerte de lo común va de la mano con el consumo en los negocios establecidos luego de pasear.