Agradece Peña el “frente común” para cerrar T-MEC

6
Unidos con un objetivo y con un solo rostro, dos gobiernos lograron coordinarse, destacó el mandatario.

Daniel Venegas/Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto agradeció al equipo negociador del T-MEC y señaló que a pesar de que hace dos años estaba bajo amenaza de ser cancelado el entonces TLC, hoy “deja bases sólidas de estabilidad y certeza para los inversionistas y para la generación de más empleo los próximos años”.
Al reunirse con dicho equipo en la Residencia Oficial de Los Pinos, se congratuló de que “México tenga establecido este camino de mayor certidumbre y forma parte de esta apertura que México decidió tener ante el mundo hace 30 años”.
Dijo que a 25 días de culminar su administración, deseaba dejar testimonio de agradecimiento y gratitud a todos los involucrados en la negociación y que tras dos años “arribamos a este momento, felicidades a México, para bien de México, y felicidades a cada uno de los participantes”.
Dio las gracias a los equipos de la secretarías de Economía y Relaciones Exteriores, así como al sector privado y al representante del gobierno el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, Jesús Seade, quien estuvo presente en dicho acto. Dijo que el presidente electo mostró una gran apertura para mantener una comunicación regular y hacer un “frente común” en la negociación.
“No hubo diferencias mayores, hubo acentos evidentemente que apuntar entre lo que el gobierno de la República venía negociando y la visión que tiene el próximo gobierno, acentos que fueron incorporados en esta negociación y que nos permitió, primero, mostrarnos ante Estados Unidos y Canadá en un solo frente, con un solo rostro, de dos gobiernos uno saliente y otro por entrar, pero mostramos un frente común muy aliado, muy coordinado y sentados en la mesa como si fuéramos un representante, como fuimos, no de un gobierno, representantes de México y actuando por México pensando en el futuro de México”.
El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, señaló que la negociación deja algunas lecciones, una de ellas que la política comercial no es una “varita mágica”, sino un elemento necesario más no suficiente para asegurar la ruta del desarrollo, el crecimiento y la equidad y que a los aliados y amigos en esta integración no se les puede tomar como garantizados sin atenderlos, por lo que agradeció la participación del sector privado.
A su vez, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, resaltó que el mérito de esta negociación “es del presidente Enrique Peña Nieto y del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que fueron capaces de trabajar juntos, de mostrar una posición unida en beneficio de México, más allá de los signos políticos”.
A nombre de los empresarios, el líder del CCE, Juan Pablo Castañón, dijo que la negociación es un buen acuerdo para las siguientes generaciones en México.

Milenio Diario