Se dice…

9

Que la crisis que afronta el Ayuntamiento de Campeche, a causa de los despidos que han ocurrido sin miramientos contra trabajadores que llevan hasta 20 años de labores, podría agudizarse en los próximos días, debido a que los sindicalizados ya anunciaron que emplazarán a huelga como medida de presión para exigir a las nuevas autoridades que dejen de pisotear los derechos laborales y la dignidad de los empleados.

Que aunque el alcalde mochilero ya fue a tratar de conciliar con los trabajadores, éstos afirman que no cederán en su petición de que se respeten las plazas laborales, de que acaben los malos tratos por parte de los nuevos funcionarios, y que se termine la persecución sin ton ni en su contra.

Que los sindicalizados dicen que no se oponen a que hayan ajustes en el número de trabajadores, sin embargo exigen que los despidos se hagan con sustento, que verdaderamente se quite a los que no aportan nada, pero que no se afecte a trabajadores de hasta 20 años de antigüedad y de todos los niveles, desde los operadores de maquinaria, “bacheadores”, entre otros, que muchas veces son el único sustento de sus familias.

Que por lo pronto, siguen firmes en que habrá huelga si las nuevas autoridades no toman en cuenta sus peticiones. Lo peor de este estira y afloje es que está de por medio la ciudadanía, esa que sufrirá las consecuencias si hay paro de labores. Si ya de por sí la ciudad es un caos en la que crecen los baches y se multiplican los malos servicios públicos, imagínese sin trabajadores.