El frente frío número 10 dejó a su paso por el Estado fuertes lluvias y rachas de viento de hasta 75 kilómetros por hora, afectando colonias, tramos carreteros, parques, además de postes y árboles que cedieron ante las inclemencias del tiempo. Por fortuna, gracias a las hábiles estrategias de contingencia de la Secretaría de Protección Civil del Estado, el saldo ha sido blanco, pese a algunos daños materiales.
Cabe señalar que no fue necesario habilitar ninguno de los albergues preparados para la ocasión en todo el Estado.
De acuerdo con el pronóstico del clima, las lluvias intensas cesarán, pero los efectos de la masa de aire frío se prolongarán hasta el fin de semana.
En conferencia de prensa, tras un recorrido por toda la ciudad capital y el reporte de afectaciones del resto de los municipios, el secretario de Protección Civil, Edgar Hernández Hernández, destacó la labor conjunta que organismos como el Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, CRUM y empleados del servicio público estatal brindaron para abatir en la medida de lo posible las afectaciones en cada rincón del Estado, así como el trabajo coordinado con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para atender lo pertinente en los tramos carreteros federales que también se vieron afectados con la caída de ramas, invasión del mar y otros imprevistos que obstaculizaron el tránsito.
“Tal y como se pronosticó desde la semana pasada, los efectos del frente frío No. 10 se sienten en toda la geografía estatal con lluvias intensas y fuertes rachas de viento de hasta 75 Kmh., las más fuertes registradas fueron Atasta, Champotón, Campeche y las zonas costeras, la noche del martes, que fueron disminuyendo conforme terminó el día.
En este sentido, en ningún municipio hubo la necesidad de habilitar refugio temporal, como se había pensado una noche antes de la contingencia.

Árboles tirados en el barrio de San Román.

AFECTACIONES
El primero en reportar afectaciones la noche del martes, fue la Dirección de Protección Civil de Carmen por efecto de marea alta que invadió gran parte del malecón con agua de mar, partes de la ciudad y algunos asentamientos irregulares de la isla en zonas de manglar, lo que incrementó las aguas pluviales en el sector.
Calles y avenidas poco a poco comenzaron a inundarse por las grandes cantidades de lluvia que se presentaron en el transcurso de la madrugada en la ciudad capital, afectando zonas como Ciudad Concordia, donde el agua alcanzó los 20 centímetros de altura y ramas de árboles caídos.
En la avenida Gustavo Díaz Ordaz, la caída de un árbol afectó el cableado de la zona, así como una caseta telefónica, un muro de la ex bloquera en las inmediaciones del mercado principal también cedió antes las fuertes lluvias y humedad, provocando daños materiales a un vehículo estacionado. Lo mismo ocurrió con el Parador Turístico de la ciudad, que ante los fuertes vientos algunas de las letras terminaron destrozadas.
Los accesos carreteros tampoco estuvieron exentos de las inclemencias del tiempo: un tráiler fue arrastrado por el viento en Kobén, lo que imposibilitó por instantes maniobrar la pesada unidad, asimismo se presentaron inundaciones en el acceso a Chiná, donde solo el transporte público estuvo transitando sin complicación.
El recién remodelado parque de la Escénica fue acordonado, pues ante la espesa vegetación y fuertes vientos se quebraron ramas de los árboles que eran arrastradas de un lugar a otro. De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos, las principales afectaciones fueron por la caída de árboles e infraestructura urbana, postes de alumbrado público y de Telmex, mismos que fueron atendidos oportunamente con la ayuda de otros voluntarios de la Cruz Roja Mexicana.

Los fuertes vientos derribaron el toldo de la cancha de pasto sintético del Parque Campeche.

GARANTIZAN SERVICIOS DE SALUD
Tanto la Secretaría de Salud como el IMSS garantizaron la atención habitual a sus derechohabientes en hospitales, clínicas y Centros de Salud pese a las condiciones climáticas, consolidando su compromiso con la población que así lo requiere sin importar las circunstancias.
Francisco Rodríguez Ruiz, jefe delegacional de Prestaciones Médicas del IMSS, pidió a la derechohabiencia no dudar en acudir a las unidades para recibir algún tipo atención médica y sugirió ante los pronósticos emitidos no exponerse a las corrientes de aire, abrigarse con ropa gruesa, usar cubre bocas y nariz para evitar respirar el aire frío, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden afectar el sistema respiratorio.
Asimismo, de parte de la Cruz Roja Mexicana, además de los servicios de emergencia, el voluntariado aportó en la remoción de ramas en diferentes partes de la ciudad, exhortando a la población a no salir de sus domicilios si no es necesario.
La Secretaría de Salud reportó calles inundadas en algunas zonas donde se ubican los Centros de Salud; sin embargo, aclaró que nada impidió dar servicio a quien lo solicitó. En ninguna de las instituciones se reportaron fallas en el suministro de energía eléctrica.

PRONÓSTICO
De acuerdo con el director de Análisis y Previsión de Riesgos de la Seprocicam, Hugo Villa Obregón, las lluvias perderán intensidad conforme avancen los días, esto debido a la masa de aire frío que cubre gran parte de la República Mexicana, pues el frente frío ha salido de la entidad.
“Hoy vamos a observar mejoría en algunos puntos de la entidad, el viento y lluvia disminuirá, tanto en intensidad como en cobertura, la situación más estresante se dio este miércoles, por lo que paulatinamente irán mejorando las condiciones del tiempo, no obstante se le pide a la ciudadanía mantener precauciones y no exponerse, pues como hemos podido observar, los suelos están reblandecidos, debilitando de manera considerable las bases de los árboles”.
Este jueves, se prevé que el frente frío No. 10 se localice sobre las costas de Quintana Roo; sin embargo, la masa de aire frío y el alto contenido de humedad mantendrá condiciones de medio nublado a nublado, con lluvias en el Oriente y Norte de la Península de Yucatán, así como tormentas puntuamente fuertes en el suroeste de Campeche, por lo que continuará el evento de “norte” con vientos de más de 50 kilómetros por hora en las costas, propiciando un ambiente cálido durante el día y fresco al amanecer. Estas condiciones se espera que se mantengan hasta el viernes.