Se dice…

20

Que a los integrantes de la mini bancada del Partido Acción Nacional en el Congreso del Estado simplemente no le salen bien las cosas. Mientras más berrinches hacen, más son exhibidos por sus mismos compañeros legisladores. Simplemente no han encontrado un tema que les sirva para sus aspiraciones de ser oposición, y todo lo que han intentado les ha salido mal.

Que primero se inconformaron cuando no fueron incluidos en las comisiones que pretendían encabezar, pero simplemente no tuvieron la fuerza, ni el consenso para lograr su objetivo. Su respuesta fue simplemente no participar en ninguna reunión de las comisiones parlamentarias, que es donde se toman acuerdos que luego llegan al pleno en las sesiones. ¿A quién perjudica su berrinche? A ellos mismos que muestran su falta de compromiso con la gente que confía en que son sus representantes.

Que luego fueron exhibidos por el coordinador parlamentario de Morena, cuando uno de sus más alborotadores representantes, José Inurreta Borges, pedía que lo apoyaran para conseguir el pago de más de 120 mil pesos como salario y gastos de gestión. ¿Quiénes quedaron mal? Sí, los propios panistas que fueron pintados como mercenarios de la política.

Que en su más reciente enojo, ahora se lanzaron contra el secretario de Salud, quien atendió su petición y llevó a todos los diputados a un recorrido por el hospital de Carmen “María del Socorro Quiroga” a verificar el estado del nosocomio; sin embargo, los panistas se retiraron, ah, pero eso sí, tuvieron frente a frente al funcionario y no le hicieron un solo cuestionamiento, incluso a cada uno de los panistas les aplicaron vacunas, cortesía de la secretaría a la que tanto critican. ¿Así o más cínicos?