Uber, Spotify y Tinder piden a los jóvenes que acudan a las urnas

12
Al menos 34 millones ya votaron por adelantado, en persona o por correspondencia.

Catherine Trimphe-AFP/Nueva York

Celebridades, líderes empresariales, aplicaciones para smartphones: todo el mundo, o casi, impulsa a los electores estadunidenses a votar en los comicios de medio mandato, cuyo resultado será determinante para lo que resta de la presidencia de Donald Trump.
El jueves la estrella de la televisión Oprah Winfrey fue la última celebridad en movilizarse por la oposición demócrata. La animadora realizó un puerta a puerta en los suburbios de Atlanta, Georgia, para pedir el voto para la afroamericana Stacey Abrams,que aspira a gobernar ese estado tradicionalmente republicano.
Actrices como Julianne Moore, Jodie Foster, Ellen Pompeo y la cantante Cher también hicieron un llamado a votar en un video producido por el empresario Michael Bloomberg.
Desde grandes compañías de ropa como Gap y Levi’s hasta las tiendas de Wal-Mart y plataformas de transporte como Lyft o Uber han tomado medidas para alentar a los estadunidenses a cumplir con su deber cívico. Algunos le darán el día libre a sus empleados. Lyft y Uber ofrecerán descuentos hoy.
Y según cifras recopiladas el sábado por el experto Michael McDonald, este trabajo está dando frutos: al menos 34 millones de estadunidenses votaron por adelantado, en persona o por correspondencia, cifra muy superior a la de las elecciones de medio mandato de 2014, donde 27 millones de personas sufragaron en forma anticipada.
Los jóvenes, con una participación particularmente baja, parecen motivados: servicios de streaming de música como Spotify y Pandora ofrecen “playlists” con enlaces que permiten a los oyentes registrarse en las listas electorales o identificar su mesa de votación.
La aplicación de citas Tinder envía mensajes a sus usuarios instándolos a acudir a las urnas, algo que ya hizo en las elecciones presidenciales de 2016.
Si bien estos llamados a votar no mencionan ni a Donald Trump ni a candidatos específicos, son generalmente iniciativas demócratas, explica Thomas Patterson, profesor de Ciencias Políticas del Instituto Kennedy de la Universidad de Harvard.
A diferencia de los electores republicanos “relativamente estables”, las minorías y los jóvenes, que se inclinan hacia el Partido Demócrata, son menos regulares “y reaccionan más a circunstancias del momento”, estima el experto.
Las elecciones de medio mandato están marcadas por una fuerte abstención: en 2014, la participación nacional no superó 37 por ciento, el nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial.
Pero este año, la polarización del clima político debería inflar la participación: Patterson y otros expertos esperan que supere 40 por ciento. “Este año la gente está pensando más en lo que pasa en Washington y en la presidencia. Son los pro-Trump contra los anti-Trump”, asegura.
Acontecimientos recientes podrían tener un efecto movilizador en electores demócratas apáticos, como el envío de paquetes explosivos a personalidades demócratas por un fanático de Trump, o la controvertida respuesta del presidente al ataque contra una sinagoga en Pittsburgh que dejó once muertos.
Y a la inversa, la caravana de miles de migrantes centroamericanos que se dirige a EU, que Trump denuncia en sus discursos, podría dinamizar a los republicanos.

Milenio Diario