Comenzar a alzar las alas

20

Por: Daniel Castillo

Abigail del Rocío Canché Cu, quien en los próximos días estará comenzando el quinto semestre de bachillerato en el Colegio Nacional de Educación Profesional (Conalep) plantel Dzibalché, en Calkiní, podrá contarle a sus compañeros la grata experiencia que acaba de vivir gracias a su dedicación escolar y las amplias ganas de salir adelante, pues su promedio de excelencia le fue recompensado con un curso de inglés en Canadá con todos los gastos pagados, durante todo un mes.

¿Cómo fue que lograste esta beca para viajar a Canadá?
Destaqué por mi alta calificación de 9.9 y gracias a eso, la escuela me premió con un viaje a Hamilton, Canadá, donde se encuentra la escuela “Mohawk College”, por 30 días donde pude mejorar mi inglés.

¿Qué has hecho para lograr ese alto puntaje en tus calificaciones?
Estudiando mucho, esforzándome en los estudios, incluso soy de las que no duerme en la noche con tal de terminar mis tareas, los trabajos que nos encargan, siempre he dado todo mi esfuerzo con tal de entregar mis tareas y ser una alumna de excelencia y ahora obtuve un premio por ese esfuerzo.

¿Qué experiencias viviste en ese viaje?
¡Fueron muchas! Es un país maravilloso, con muchas culturas, con muchas lenguas y me tocó convivir con personas muy amables, incluso me estuve hospedando con una familia que me trató bastante bien todo el tiempo, desde que llegamos nos trataron como reyes, como si fuéramos de la familia y el lugar que visitamos y que más me impactó fueron las Cataratas del Niágara.

¿Cuál fue la dinámica del curso de inglés en la Universidad?
Nos hospedamos con una familia, las clases eran de lunes a viernes de nueve de la mañana a tres y media de la tarde. Tomamos un autobús que nos trasladaba hasta la Universidad y ahí tomamos clases de nueve a dos y media, y de ahí participábamos en algunos talleres de artes y de deportes, y por las tardes nos llevaron a recorrer diversos lugares de Hamilton y de Toronto.

¿Hubo estudiantes de otros países?
Sí, aunque en primera fue muy difícil convivir con ellos, porque hablaban diferentes idiomas como francés, ruso, entre otros; pero con el paso del tiempo, gracias a que fuimos avanzando en el inglés pudimos comunicarnos mejor y conocernos.

¿Qué mensaje le compartirías a tus compañeros?
Que siempre den lo mejor de sí en sus trabajos, en sus calificaciones, que las tareas las entreguen lo mejor posible, porque el día de mañana te puede llegar una oportunidad tan grande como la que a mí me llegó y que a pocas personas se les da.