Una voz del periodismo, cultura y negocios

39

Por: Lisseth Castro Alanis

María Eugenia del Río Rodríguez es una reconocida empresaria dedicada al sector restaurantero en el Centro Histórico. Tras laborar en el área de comunicación en los tres órdenes de gobierno estatal, municipal y federal, un día decide adentrarse en el mundo de los negocios. Además, es amante de la cultura. Maruja, como la conocen los más allegados, considera fundamental sumarse a proyectos que beneficien a los más necesitados. “Los empresarios debemos romper el individualismo e incorporarnos a causas justas y generosas”, afirma.

¿Dónde inicia su camino de empresaria?
Mi experiencia fue accidental porque yo trabajaba en la prensa, colaboré en los primeros periódicos que surgieron en Campeche; más tardé emigré a las áreas de comunicación social en diversas dependencias. Pero un día vi un letrero que decía “se renta” y pedí una cita, cuando llegué al lugar me encantó e imaginé adaptarlo como un espacio donde los periodistas discutieran las noticias diarias y tomaran café; no pude cubrir el pago, pero no abandoné la idea. Tiempo después dejé mi profesión y abrí un negocio con mis propios recursos, ése es mi primer paso como emprendedora.

¿Qué hay que tener en cuenta al momento de crear un negocio?
Para hacer un camino de vida debes analizar cómo te visualizas a largo plazo, cómo decían los personajes en “Alicia en el país de las maravillas”: —¿qué camino debo seguir? pregunta Alicia. —Eso depende de a dónde quieras ir responde el gato; esto es un ejemplo para destacar que si no tienes una meta fija, entonces no importa el camino, pero si tienes el conocimiento y concentras tiempo y esfuerzo será más fácil emprender. También es importante aplicar el análisis FODA y con ello darse cuenta en dónde están tus debilidades y fortalezas, y cuáles son los riesgos.

¿Cómo visualiza el panorama de los negocios en Campeche?
Vivimos tiempos económicamente difíciles, pero debemos prepararnos cada día para seguir construyendo, pues los negocios familiares forman la base más importante del sector empresarial, hay que implementar procedimientos que a las grandes empresas les funcionan, nuestro deber es actualizarnos. El Gobierno ha hecho un excelente trabajo, ya que a pequeñas y medianas empresas nos brinda capacitación, recursos, asesorías en proyectos y nos da voz como emprendedores.

¿Cuál es su reto?
A través de los años el productor ha perdido terreno y esos amplios espacios los han tomado los intermediarios, provocando desigualdad. Por ello el campo necesita tener una alianza mucho más fuerte con el consumidor. Mi reto es crear una alianza entre el productor y la empresa restaurantera, yo quiero poner ladrillos en el puente que acerque a esos dos grupos sociales.

¿Qué escenario se observa en la nueva administración?
Me preocupa la lista de quienes encabezarán las coordinaciones federales porque no son técnicos, son políticos y pueden crear estructuras alternas de poder. Lo deseable sería que al mando estuvieran académicos del ramo; sin embargo, veo este cambio con esperanza.
Me gustó el gabinete que Andrés Manuel presentó en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), al parecer el virtual presidente tuvo muchos años para estudiar el país y diseñar un programa de trabajo que solventará muchas problemáticas, pero corremos peligro con la lista de los ex candidatos al frente de las coordinaciones. Los políticos deben estar en las posiciones donde se requiere su quehacer, por tanto, los técnicos y académicos deben tomar el lugar que les corresponde.