Ve Trump injerencia china en elecciones

6
El gobernante enfrentará los comicios legislativos de noviembre con niveles de popularidad a la baja.

Agencias/Washington

El presidente Donald Trump acusó ayer a China de querer interferir en las elecciones legislativas de su país, al “atacar a granjeros y trabajadores estadunidenses” en la guerra comercial entre las mayores economías del mundo.
Las acusaciones de interferencia electoral se sumaron a un panorama ya cargado tras el anuncio el lunes de que Estados Unidos impondrá nuevos aranceles a las importaciones desde China por 200 mil millones de dólares, a los que Pekín respondió ayer con 60 mil millones de dólares en impuestos anuales en “represalia”.
El Ministerio de Finanzas de China dijo que el aumento de aranceles por parte de su gobierno es para frenar la “fricción comercial” y el “unilateralismo y proteccionismo de Estados Unidos”.
Pero Trump, en un momento en que el Partido Republicano teme perder escaños en las legislativas del próximo 6 de noviembre, cree que China está llevando las represalias comerciales a la arena política.
“China ha declarado abiertamente que está tratando activamente de impactar y de cambiar nuestras elecciones atacando a nuestros agricultores y trabajadores industriales por su lealtad a mí”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.
“China ha estado aprovechándose de Estados Unidos en materia comercial durante muchos años. Ellos también saben que yo soy quien sabe cómo detener esto”, agregó.
En medio de la escalada de aranceles, Trump lanzó una nueva advertencia: “Va a haber una retaliación inmensa y rápida contra China si nuestros agricultores, rancheros y/o trabajadores industriales son golpeados”.
La anterior salva de gravámenes que impuso China golpeó de lleno a la producción agropecuaria de EU, con aranceles para la carne de cerdo y la soya, producidos en estados como Illinois, Kansas y Minnesota, que están en juego en las legislativas de noviembre ante un Partido Demócrata fortaleciéndose, debido a la baja popularidad de Trump, y en donde se renovará la totalidad de la Cámara de Representantes así como un tercio del Senado
Según las últimas encuestas realizadas por NBC News/Marist, la guerra comercial, un pilar de la política de Trump, es un tema impopular en seis estados clave: Illinois, Indiana, Misuri, Pensilvania, Tennessee y Texas.
Trump aumentó la presión sobre Pekín con una nueva serie de aranceles que entrará en vigor el 24 de septiembre tras la cual, casi la mitad de los bienes chinos serán cargados con tasas, lo cual encarece de forma instantánea los precios para las empresas y los consumidores.
El magnate cree que la reformulación del tablero comercial internacional debería haber sido hecha hace tiempo y su promesa de atacar a China en este sentido fue clave en las elecciones presidenciales de hace dos años.
La primera fase del 24 de septiembre hasta el final del año impondrá una tasa del 10 por ciento a las importaciones provenientes de China, que después saltará al 25 por ciento, para dar tiempo a las empresas de EU a buscar soluciones.
EU importa cerca de 500 mil millones de dólares desde China y exporta 130 mil millones en bienes.

Milenio Diario