¿Cómo me pensiono?

9

Agosto y septiembre son meses en los que, los trabajadores que cotizan al Issste, nos preguntan por sus opciones de pensión.
Quienes cotizan al Issste tienen el beneficio de la prejubilación y ésta, se puede ejercer 90 días antes de la fecha de su retiro.
Para ello, ingresan desde el mes de septiembre su permiso prejubilatorio y para enero del año siguiente, ya están disfrutando de su jubilación o de su pensión, especialmente los trabajadores que se retiran por los beneficios previstos en la sección Transitorios, artículo DÉCIMO, más conocido como Décimo Transitorio Modificado.
Cabe aclarar que, quienes habrán de jubilarse o pensionarse por los beneficios previstos en la ley anterior y sus modificaciones, deberán de reunir los requisitos previstos en la Ley.
Podrán jubilarse los trabajadores que acumulen treinta años de servicio y 55 años de edad; asimismo, las trabajadoras que acumulen 28 años de servicio y al menos 53 años de edad, esto durante el año 2018 y 2019.
El monto de pensión por jubilación que recibirán, será del 100% del último sueldo básico devengado, en el año anterior a la fecha de su baja; en este caso, la edad de retiro se incrementará en un año, cada dos años.
Igualmente, podrán obtener una pensión de retiro por edad y tiempo de servicio los trabajadores que habiendo cumplido 60 años de edad o más y acumulen un mínimo de 15 años de servicio; por cada año adicional de servicio, su pensión se incrementará en un 2.5%; a partir de 25 años de servicio, el porcentaje de pensión se incrementa un 5% por cada año acumulado.
Y, por último, podrán obtener una pensión de cesantía, los trabajadores que, a partir de este 2018, acumulen un mínimo de 10 años de servicio y queden cesantes de trabajo remunerado; en este caso, la pensión corresponderá al 40% del último sueldo básico devengado.
Por lo que refiere a los trabajadores que habrán de pensionarse por las condiciones previstas en la Ley del Issste, que entró en vigor a partir del uno de abril del año 2007, sus opciones de pensión serán: el retiro anticipado (con mínimo 25 años de servicio y edad menor a 60); las de cesantía en edad avanzada (mismos años de servicio y 60 a 64 años de edad), o vejez (igual numero de años de servicio y 65 años de edad o más).
En adición, los trabajadores que se pensionen por la nueva Ley, deberán de elegir la pensión de cesantía o de vejez, en la modalidad de rentas vitalicias o de retiros programados, utilizando para ello los recursos acumulados en su cuenta individual.
Si al pensionarse por cesantía o vejez, cumplieron con el requisito de los años mínimos de servicio, pero, el ahorro acumulado no es suficiente para contratar una renta vitalicia, o un retiro programado, tendrán por consolación, una pensión garantizada.