Promete Bolsonaro un Brasil sin comunismo

7

Agencias/Rio de Janeiro

El ultraderechista Jair Bolsonaro prometió “cambiar el destino de Brasil” tras ser elegido este domingo presidente de la mayor potencia de América Latina.
“No podemos seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo, el populismo y el extremismo de izquierda”, agregó el flamante presidente electo desde su casa de Rio de Janeiro, en un mensaje emitido en vivo por las redes sociales, llave maestra de su campaña.
Bolsonaro, un ex paracaidista de 63 años, logró capitalizar la decepción y la rabia de una población golpeada por años de recesión y hastiada de los escándalos de corrupción.
Ferviente defensor de la dictadura (1964-85) -y admirador declarado de los principales torturadores del régimen militar-, Bolsonaro prometió sin embargo defender “la Constitución, la democracia y la libertad”.
En contraparte, arropado por líderes de izquierda el contrincante perdedor, Fernando Haddad, se dirigió a la militancia en un hotel de Sao Paulo, donde pidió respeto por sus “45 millones de votantes”, en un emotivo discurso en el que prometió seguir luchando “con coraje” por la democracia, y no felicitó a Bolsonaro.
El ex alcalde de Sao Paulo, de 55 años, fue designado candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en sustitución de su líder histórico, el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), que purga desde abril una pena de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de activos. El PT perdió la primera de las últimas cinco elecciones presidenciales.
La jornada de votación, que llamó a las urnas a 147.3 millones de brasileños, discurrió sin incidentes, y el presidente saliente, Michel Temer, aseguró que la transición entre sus gobiernos comenzará a partir del lunes.
El ex militar asumirá la presidencia el 1 de enero por cuatro años. A partir de entonces, su gurú económico, Paulo Guedes, tratará de lanzar un programa de privatizaciones para reducir la deuda y reactivar la economía, que viene de dos años de recesión y dos más de débil crecimiento.
Bolsonaro deberá tratar, además, con un Congreso con partidos debilitados por los escándalos y dominado por los lobbies conservadores del agronegocio, las iglesias evangélicas y los defensores del derecho a portar armas.
Trump, Peña y… Maduro
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó anoche a Bolsonaro para felicitarlo por su victoria, informó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca.
“Ambos expresaron su fuerte compromiso de trabajar en conjunto para mejorar la vida de los habitantes de Estados Unidos y de Brasil, y, en tanto que líderes regionales, la de los americanos”, añadió.
A través de Twitter, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, escribió: “A nombre del pueblo y del Gobierno de México felicito a @jairbolsonaro por su elección como Presidente de la República Federativa del Brasil, en una ejemplar jornada que refleja la fortaleza democrática de ese país”
Quién también felicitó al ultraderechista fue el mandatario socialista de Venezuela, Nicolás Maduro, que a través de un comunicado de la Cancillería de su país expresó sus parabienes, aunque no dejó pasar la oportunidad para “exhortar al nuevo presidente electo del Brasil a retomar, como países vecinos, el camino de las relaciones diplomáticas de respeto, armonía, progreso e integración regional, por el bienestar de nuestros pueblos”.
A estas felicitaciones se sumaron las de otros mandatarios latinoamericanos.

Milenio Diario