Crecer 5% no es el reto, sino sostener ese nivel: Gurría

10

Silvia Rodríguez/México

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, aseguró que el reto no es que México crezca a una tasa anual de 5 por ciento, como ha pronosticado el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sino que ese crecimiento sea sostenido y para ello es necesario generar confianza en la nación, pues eso se verá reflejado en inversiones y “las inversiones de hoy son el crecimiento del mañana”.
En entrevista con MILENIO, Gurría recordó que cuando terminó el sexenio de Ernesto Zedillo, periodo en el que fue secretario de Hacienda, México crecía a una tasa de 7 por ciento, pero después de un inicio de gestión muy complicado, por la crisis de 1994, ese crecimiento no se mantuvo.
“La confianza no solamente es un reto para la próxima administración, siempre lo es. El tema de la confianza se constituye de muchos pilares, como la estabilidad política, la confianza de la gente en el gobierno, la transparencia con la que se gobierna y se informa sobre los actos del gobierno y también la estabilidad macroeconómica, que tiene que ver mucho con la estabilidad presupuestal, con el hecho de si tenemos reservas internacionales, mayor o menor deuda”, expuso.
A esto se suman, añadió el funcionario de la OCDE, temas externos que también generan incertidumbre, como el de los precios del petróleo o preocupaciones sobre el comercio internacional entre grandes naciones, como Estados Unidos, China y la Unión Europea, que en vez de dialogar, están respondiendo con aranceles.
Incluso, abundó, temas relacionados con la continuidad de inversiones comprometidas en el sector energético por cerca de 200 millones de dólares.
Gurría afirmó que López Obrador recibirá un país con crecimiento, finanzas públicas sanas y un acervo de reservas internacionales que le permitirían pagar “de golpe” toda la deuda externa del sector público si fuera necesario, pero también, dada su vinculación con el resto del mundo, con impactos por las tensiones comerciales.

Foco amarillo
Para Gurría, son un foco amarillo las alertas que pusieron las agencias Fitch y Moody’s sobre las implicaciones que tendrá en la calificación crediticia de México un cambio en las políticas del próximo gobierno en el sector energético.
Explicó que lo que hacen las agencias es decirle al gran público inversionista que compra deuda de empresas, como Petróleos Mexicanos (Pemex) o del gobierno federal, la situación que ven de éstos y la posibilidad de que fallen en el pago de sus compromisos.
En este contexto y después de su gira de trabajo en México, Gurría resaltó que deja al país con un debate muy activo, como cada seis años, y con un papel cumplido, en el sentido de apoyar, ayudar y decirle a los nuevos miembros de gabinete qué es lo que se hizo con la actual administración y qué es lo que puede ofrecerles para impulsar su trabajo, así como escuchar sus prioridades y responder a ellas.
En este sentido, puntualizó que dialogó con los próximos secretarios de Economía, Graciela Márquez; de Hacienda, Carlos Urzúa; de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú; de Educación Pública, Esteban Moctezuma; así como la futura titular de la Función Pública, Eréndira Sandoval, y quien será el coordinador de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

Milenio Diario