La IP produce 51 mil barriles diarios de petróleo e importa 23% de diésel

13

Israel Navarro/México

El sector empresarial en el rubro energético produce 51 mil barriles diarios de petróleo y 147 millones de pies cúbicos diarios de gas natural; importa 23 por ciento de diésel y 3 por ciento de gasolina; mientras que en electricidad operan 38 nuevas empresas y en la distribución de gas natural se otorgaron 49 permisos para participar en 30 zonas geográficas.
Adicionalmente, 46 nuevas marcas administran 3 mil 82 gasolineras y controlan ya 25.6 por ciento del mercado nacional, que tiene 12 mil 45 estaciones de servicio.
De acuerdo con el Sexto Informe de Actividades de la Secretaría de Energía, entre el 1 de septiembre de 2017 y el 23 de julio de 2018 se han otorgado 399 permisos para la importación de gasolinas, 461 para la importación de diésel y 80 para la importación de turbosina con fines de comercialización. En el mismo periodo se han autorizado 101 permisos de importación de gas LP.
Además, de los 107 contratos petroleros suscritos por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) en mayo de 2018, 27 con los nuevos operadores reportaron una producción que superó los 51 mil barriles diarios de petróleo y 147 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, lo que representó más de 2.5% de la producción nacional.
La Secretaría de Energía informó que en junio de 2017 la empresa ENI reportó un descubrimiento en el pozo exploratorio AMOCA-2, con una utilidad para el Estado de 92.3 por ciento.
Un mes después, el consorcio Talos-Premier-Sierra anunció el descubrimiento de un yacimiento durante la perforación del pozo Zama-1, ubicado en aguas someras del Golfo de México en la Cuenca del Sureste, con una utilidad para el Estado de 83 por ciento.
En los últimos 10 meses, al entrar en vigor la reforma energética, el “sector está en plena transformación” derivado de la participación tanto de empresas productivas del Estado como privadas, “bajo reglas claramente definidas y en igualdad de circunstancias, para el desarrollo de una industria energética sustentable, competitiva y eficiente”, señala el informe.
Con ello se están atrayendo inversiones y asimilando nuevas tecnologías a partir de las cuales se minimizan los riesgos de inversión para el Estado y se aseguran mejores retornos.
El documento detalla que México vive un “cambio de era”, toda vez que la época del petróleo “fácil ha terminado”, por lo que ahora 79 por ciento de los recursos prospectivos del país están en: aguas profundas, campos shale, de aceite de golfo terciario y maduros.
En ese sentido, la Ley de Hidrocarburos contempla la licitación de 470 áreas para la exploración y extracción de hidrocarburos, así como 66 campos para extracción, ubicados en una superficie de 262 mil kilómetros cuadrados (aproximadamente el estado de Chihuahua), consolidando y expandiendo las regiones de desarrollo para promover la generación de infraestructura y cadenas de valor.
La apertura a las importaciones privadas de hidrocarburos ha incentivado la competencia, en junio de 2018, las importaciones privadas de diésel representaron 23 por ciento del total, mientras que las importaciones de gasolina representaron el tres.
Derivado de los permisos otorgados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en México operaban 46 nuevas marcas en 3 mil 82 gasolineras, representando 25.6 por ciento de un total de 12 mil 45 estaciones de servicio. Lo anterior es un incremento significativo, toda vez que al inicio del sexenio se encontraban en operaciones 9 mil 904 estaciones de servicio, es decir, para junio de 2018 existen 2 mil 668 estaciones de servicio nuevas, lo que representa un aumento de 21 por ciento.

Otras energías
En el sector eléctrico, que opera a través de un Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), hasta junio de 2018 se han registrado 104 participantes, de los cuales 46 se encuentran operando. Se han emitido los fallos de tres subastas eléctricas de largo plazo para la compra de energía, potencia y Certificados de Energías Limpias (CEL), y como resultado 38 nuevas empresas de generación que invertirán aproximadamente 8.6 mil millones de dólares, y añadirán alrededor de 7,000 megawatts (MW) de nueva capacidad de generación limpia, principalmente eólica y solar.
Con la aplicación de la Ley de Energía Geotérmica, de septiembre de 2015 a julio de 2018 se han otorgado seis concesiones para explotar recursos geotérmicos, dos de ellas relacionadas con proyectos totalmente nuevos y 24 permisos de exploración, de los cuales 11 corresponden a empresas privadas, tres de ellos serán desarrollados con inversión extranjera por primera vez en México.

Milenio Diario