Empresarios refutan “país en bancarrota”

10
Francisco López, Juan Pablo Castañón, Claudio X. González y Francisco Cervantes Díaz participaron en el Foro Forbes: camino a la transición.

Eduardo de la Rosa y Miriam Ramírez/México

El sector empresarial del país refutó que México se encuentre en bancarrota, como lo afirmó el domingo pasado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y, por el contrario, aseguró que si bien hay dificultades, también existe crecimiento, aunque sea de 2.3 por ciento, el cual pudiera llegar a 4% “con la política pública adecuada y los incentivos necesarios”.
“Si se lee todo lo que se dijo alrededor de ese comentario tan dramático ya se empieza a matizar que no se va a poder cumplir con todo porque no hay suficientes recursos para hacerlo, y que no se va a gastar más de lo que se tiene”, aseguró el presidente del Consejo de Kimberly-Clark de México, Claudio X. González.
En el Foro Forbes: camino a la transición, el empresario añadió que era preferible que AMLO utilizara otra frase u otras palabras ante la problemática que tiene el país, “porque bancarrota significa que no tenemos una situación económica que sigue creciendo y sí la tenemos, aunque no al ritmo que quisiéramos.
“Hay situaciones muy difíciles sin duda: la seguridad, la impunidad, la energética…, pero no comparto el uso de ese adjetivo (bancarrota); sí el hecho de que se tiene que ser realistas, de que no se va a poder hacer todo por falta de recursos y de tiempo. Nunca hay suficientes ingresos y además seis años para muchas cosas es un periodo demasiado corto”, resaltó.
El ex presidente del Consejo Mexicano de Negocios consideró que López Obrador va a tener momentos “de pragmático o de predicador, pero se tiene que definir”, porque, consideró, el balance y equilibrio de sus decisiones será fundamental para que el país continúe su crecimiento.
“El balance va a ser crucial porque no vamos a poder construir una buena inversión sin que haya confianza; la palabra más importante para la inversión y el crecimiento es confianza, donde exista un entorno de finanzas sanas. Si hay crecimiento vamos a poder resolver muchos de los problemas y crear una sociedad incluyente”, comentó X. González.
En tanto, Francisco Cervantes Díaz, dirigente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), señaló que el país continúa su avance en materia económica e incluso afirmó que “México está creciendo, aunque sea 2.3 por ciento, pero estamos en crecimiento”.
Sin embargo, consideró que se necesita enfocar mayores esfuerzos para la siguiente administración, por lo que los empresarios deben participar junto con las instituciones, sobre todo en el tema legislativo, porque las políticas públicas ayudan mucho a crecer.
En su participación en el Foro Forbes, Cervantes agregó que no se debe perder la confianza para que las inversiones sigan fluyendo hacia México, “pero también con una fuerza laboral muy capacitada”.
El presidente de la Concamin recordó que propusieron a López Obrador implementar una política industrial adecuada, ya que mientras el norte del país ha crecido, hay estados del sur, como Tabasco, que están decreciendo.
A su vez, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), consideró que que México tiene retos importantes, pero que la economía continúa su buena marcha.
Entrevistado al término de su participación en el Foro Forbes, expuso que México tiene un lento crecimiento económico, “mucho menor de lo que esperaríamos; (pero) pensamos que podemos crecer a 4 por ciento si tenemos la política pública adecuada y con los incentivos necesarios.
Castañón agregó que se pudieran generar los ahorros que se necesitan solo a través de mayor eficiencia del gasto público: “Podríamos elevar nuestra inversión y alcanzar esos indicadores de crecimiento”, expresó.
El líder del CCE realtó que “la fortaleza de nuestras variables macroeconómicas nos indica que tenemos certeza y confianza en que podemos seguir invirtiendo en México.
“Hoy estamos en una etapa de generar confianza y unidad entre los mexicanos y evidentemente esta genera inversión y empleo”, destacó el empresario, quien dijo que es necesario “escuchar y analizar un poco más a qué se refiere el Presidente electo sobre lo que es un país en bancarrota”.
Por separado, el presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), Enrique Bojórquez Valenzuela, coincidió con el sector empresarial en que si bien México tiene retos en los cuales debe trabajar, el país no está en bancarrota.
“Somos un país en vías de desarrollo y por lógica se nos hace un nivel extremo decir que somos un país en bancarrota; no creemos, no vemos en los indicadores ni en nuestra actividad que estemos en esa situación”, indicó Bojórquez.

“Economía sólida en 2019”
El diputado Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, aseguró que, pese a la declaración de López Obrador sobre el país en bancarrota, la economía será sólida en 2019 porque “vamos a tener un paquete económico muy responsable, que va a contribuir a estimular el crecimiento y el bienestar de la población”.
Sobre el mismo tema, la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, garantizó que todos los programas sociales previstos para la nueva administración se cumplirán.
Mientras que el ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong rechazó que el país esté en bancarrota, al asegurar que se cuenta con recursos, “aunque al parecer López Obrador ya entendió que no podrá cumplir todo lo que ofreció”.

Milenio Diario