Descarta AMLO crisis si el proyecto pasa a Santa Lucía

21

Cristina Ochoa/Guadalajara

Mediante un video en su cuenta de Facebook, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, negó que una posible cancelación de las obras que se llevan a cabo en Texcoco por el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), vaya a generar desequilibrios económicos en el país.
En su mensaje asegura: “No va a suceder nada, para meter miedo se habla de que pueden haber desequilibrios macroeconómicos, problemas en la bolsa, devaluación, ¡nada de eso!”.
Y para reiterar que nada de eso sucederá asegura que se van a “entender con las empresas contratistas”.
Antes, el presidente electo había comentado que esta semana se reunirá con los empresarios involucrados en la construcción del NAIM para darle “tranquilidad a la gente y que el ciudadano vote libremente sin miedo a la decisión”.
Durante su participación en la edición número 16 de la Cumbre de Negocios, López Obrador expuso que existe un compromiso con las constructoras y que se les dará garantías de que independientemente del resultado que se tome tras la consulta ciudadana, habrá certeza de sus contratos.
“Antes del resultado de la consulta hablaré con ellos para darles completas garantías de que no se van a cancelar sus contratos y de que el trabajo que están haciendo lo van a seguir realizando, ya sea en el Lago de Texcoco o en Santa Lucía, no va a haber ningún problema”, dijo.
“Lo segundo es que hay bonos que se emitieron, los cuales tienen la garantía del impuesto que se le cobra al usuario del aeropuerto, el famoso TUA, tienen ese respaldo, los bonos”, precisó.
Aseguró que “suceda lo que suceda, esa es la garantía que tienen los bonos, además el gobierno va a respaldar a los inversionistas y a los poseedores de esos bonos, entonces no habrá ningún problema”.
“Vamos a que decida libremente la gente y yo estoy seguro que lo que se decida va a ser lo mejor, y no habrá ningún problema vamos a encontrar la mejor opción, la mejor alternativa para eso”, subrayó.
López Obrador expuso que independientemente de la orientación que tome la construcción del complejo, existe la necesidad de intervención pronta, pues el actual aeropuerto ya se encuentra rebasado.
“Ya el actual aeropuerto no aguanta más y va a seguir creciendo el número de usuarios. Tenemos que implementar un plan emergente para usar más el aeropuerto de Toluca, que tiene una demanda de 600 mil usuarios al año y capacidad para ocho millones. Ahí podemos resolver el problema, y tampoco dejar de contemplar Puebla, Morelos y Querétaro”, sostuvo.
Dijo que no se espera que haya un impacto en el tipo de cambio tras la resolución de la consulta.
“Conozco a los dueños de estas empresas; sé que van ayudar, que van a cooperar”, destacó.
“No me voy a cansar de decir que se tenga confianza, no hay nada que temer, no va a alterase nada, porque no hay razón para eso, habrá protección a los contratos y a las inversiones”, puntualizó.

Milenio Diario