Aerolíneas de EU y Citi van 100% por Texcoco

16
Ayer fue entregado a las autoridades de los gobiernos saliente y entrante el tercer informe de avances de la obra.

Miriam Castro y Roberto Valadez/México

Citibanamex anticipa que el impacto económico y financiero de la cancelación del actual proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) será significativo, tanto en el corto como en el largo plazo, lo que pondrá en riesgo el escenario macroeconómico del país.
Por separado, Airlines for America (A4A), organismo representativo de las aerolíneas estadunidenses, solicitó al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, continuar con la construcción del NAIM por ser necesario para el desarrollo de la aviación y el comercio entre las dos naciones.
En un carta enviada al próximo mandatario, A4A señaló que este proyecto es fundamental para garantizar un mayor movimiento de pasajeros de turismo y negocios, promover el intercambio de mercancías y aumentar los ingresos para los países por la alta demanda del transporte aéreo.
El A4A representa a las principales aerolíneas de pasajeros y carga de Estados Unidos como son American Airlines, Alaska Airlines, Southwesth, Hawaian Airlines, Jet Blue, United Airlines, Fedex y UPS.

“El error de octubre”
De acuerdo con un análisis de Citibanamex, llamado “Nuevo Aeropuerto en CdMx: ¿en vísperas del error de octubre?”, el escenario más probable es que el presidente electo anuncie que la mayoría popular decidió continuar con la obra en Texcoco.
Sin embargo, considera que si López Obrador anuncia que como resultado de la consulta se cancelará el NAIM, se abrirán dos posibles cursos de acción: que pese al resultado de la consulta, se decida continuar con Texcoco argumentando que nueva información de carácter técnico revela que Santa Lucía no es viable o bien que el NAIM se cancele y se sustituya por el de la base militar.
En el primer caso, la decisión “traerá costos políticos relevantes para el Presidente electo, pero reducirá la probabilidad de recurrir a consultas populares en el futuro”; mientras que en el segundo escenario “las implicaciones varían dependiendo de las condiciones de la cancelación, básicamente de si el gobierno respeta las condiciones de cancelación establecidas en los contratos existentes y cubre las multas o no. Estimamos que los impactos financieros y económicos de la cancelación del NAIM serán significativos en el corto y mediano plazos. Ello nos llevará a revisar negativamente nuestra perspectiva macroeconómica”.
Los costos previsibles de cancelar la obra incluirán los de pérdida de productividad, las multas financieras y la pérdida del capital ya invertido. Según algunos cálculos, esto sumaría 120 mil millones de pesos, además de “intensificarse la percepción en los mercados de que la administración de López Obrador tomará decisiones públicas de forma discrecional y populista”.
“La decisión que López Obrador está por tomar será aún más importante. En particular, proveerá a los mexicanos y a los mercados de señales significativa sobre: 1. las capacidades de estadista y el estilo de gobernar del nuevo Presidente; 2. la manera como se diseñará la política pública en México a partir del 1 de diciembre; y 3. cuál de los grupos dentro del equipo de gobierno de López Obrador, el de los moderados o el de los políticos populistas, está ganando mayor influencia sobre él”, señala el análisis.

“Prestigio, en peligro”
El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, afirmó que con la decisión de construir el nuevo aeropuerto se está jugando con el apetito que los inversionistas tendrán en las próximas obras que se busque construir.
“México no puede fallar, pondría en riesgo su prestigio como plataforma de inversiones”, ya que el NAIM es una obra necesaria para el país, indicó el directivo al término de la entrega del tercer informe de avances sobre el desarrollo de este proyecto.
“Lo único que necesita uno hacer es darse una vueltecita y agarrar un avión en el actual aeropuerto para darse cuenta de por qué es absolutamente indispensable que en este país lo más pronto posible se tenga una terminal aérea que dé a los pasajeros un servicio digno”, enfatizó el ex secretario de Hacienda en el sexenio de Ernesto Zedillo.

Milenio Diario