Piden cuentas claras al alcalde

8
Trabajadores del Ayuntamiento de Carmen.

El gobierno municipal saliente afecta severamente a los trabajadores al descontarles sumas exageradas en gravámenes como Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como de los pagos que recibieron como salarios y bonos el pasado 13 de septiembre, denunció el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Ayuntamiento de Carmen, Juntas y Comisarias (Sutbajc), Miguel Ramón Córdoba.
Por ello, cuestionó acerca del destino de estos millones de pesos que durante varios años se han descontado a los mil 600 trabajadores municipales, pero que nunca se reportaron al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Tras manifestar que exigirá al tesorero Israel Medina Posadas que explique dónde quedaron los millones de pesos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que se le descontaron a los mil 600 obreros municipales durante esta administración municipal, dijo que la afiliación de trabajadores de confianza, muy allegados a Pablo Gutiérrez Lazarus, para seguir trabajando en la próxima administración pública municipal, no le preocupa por el momento, pues, su atención está enfocada a que el Tesorero explique por qué se aplicó un descuento tan exagerado del ISR en su última quincena, así como en el pago de bonos y prestaciones.
Aseguro que hoy viernes se reunirá con el tesorero Israel Medina Posada para que explique por qué se restaron grandes sumas económicas de los salarios, bonos y prestaciones de los trabajadores como ISR; incluso, se aventuró a señalar que estos recursos económicos seguro quedarán en los bolsillos de los funcionarios municipales, por lo que no permitirán que estos se vayan sin antes rendirles cuentas claras.
Dijo que hasta la fecha, el Ayuntamiento del Municipio de Carmen no ha reportado las cantidades del ISR retenidas por un total de 75 millones 365 mil 500 pesos, lo que generó desde hace un año la observación 16-506E00-02-0619-05-001 de la Auditoría Superior de la Federación, pero la Comuna no ha cumplido con sus obligaciones fiscales con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Información: Gabriel Viche