Evitarán embotellamientos en el área del paradero del IMSS

17

El Instituto Estatal del Transporte (IET) autorizó a 33 unidades de empresas concesionarias, el descenso y ascenso de pasaje en el paradero ubicado en el Hospital General de Zona número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
El director general del IET, Candelario Salomón Cruz, informó que precisamente el jueves 25 de este mes se puso en funcionamiento el paradero del IMSS, pero se está cuidando que no se registren embotellamientos en la zona, ya que en otros años se generaba un caos vial por el exceso de unidades que llegaban al sitio.
“Por eso se autorizaron por ahora 33 unidades, como parte de una prueba piloto, aunque es importante la ayuda de todos los usuarios para contribuir al orden, ya que solo es ascenso y descenso de pasaje y no para estacionarse por bastante tiempo”, señaló.
Indicó que para hacerlo realidad, se trabajó en forma coordinada con la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura (Sduopi), con la Dirección de Vialidad a través de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), inclusive con personal de la delegación del IMSS que ha estado muy al pendiente y, por supuesto, el IET.
Durante 10 días, los inspectores del IET verifican cómo va funcionando el paradero, aunque no se suspenderá, sino que estará de fijo para apoyar a los pacientes del IMSS y a sus familiares.
“Lo que sí se analizará la posibilidad de incorporar más unidades del transporte público urbano, pero cumpliendo con las medidas para que se conserve la fluidez vehicular en esa zona”, explicó.
El titular del IET dijo que, previamente, sostuvo reuniones con la Sduopi, con las autoridades del Ayuntamiento de Campeche y la delegación del IMSS, entre otras instituciones, para que se diera respuesta a un anhelo de los derechohabientes que utilizan el servicio de transporte.
“Con ello se atiende las necesidades de la gente sobre ese paradero en específico, y por ello se mandó a construir de nuevo, según la instrucción del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas”, dijo.
Igualmente, fue necesario dialogar con los presidentes de las sociedades cooperativas del transporte público urbano, entre propietarios de camiones y taxis, para evitar embotellamientos en esa zona.
“Por eso insistimos en que hay que cuidar esos detalles, para ver que de cada sociedad cooperativa, cuántas unidades van a dejar y abordar usuarios, pero con un control en el ascenso y descenso de pasajeros”, concluyó.