Emociones a pinceladas

15

Por: Noemí Heredia Bernés

Campechana por adopción, Deisy Lilia Sánchez es actualmente una de las jóvenes representantes del Estado en el ámbito de las artes plásticas. Agradecida por la gratuidad de la enseñanza de las artes en la entidad, nos cuenta cómo fue a través de “La Arrocera” descubrió una de las más grandes pasiones de su vida: pintar.

¿Por qué la pintura?
Soy arquitecta, siempre sentí esa afinidad con la estética, el arte. Digo esto, porque eso fue lo que me llevó a ingresar como alumna del Centro de Formación y Producción de Artes Visuales “La Arrocera”, en el 2012.
En ese entonces había terminado la carrera e incluso ya trabajando, cuando me encuentro con uno de esos folletos de la Secretaría de Cultura y me llaman la atención los cursos que ofrecía “La Arrocera”.
Recuerdo que recién abría la institución y los cursos eran totalmente gratuitos, por lo que fui para solicitar información y me quedé como estudiante de pintura. Esta faceta de aprendizaje fue decisiva para mí, pues experimenté la capacidad de expresión, de mostrar, que tiene el arte.
De la mano de la maestra Lina Lanz, quienes estábamos en el curso empezamos a participar en exposiciones colectivas y más adelante nos alienta a hacer proyectos personales. Es cuando me encuentro con lo que verdaderamente me apasiona: el arte rupestre.
El arte como todo en la vida es evolución y tal vez no sea el arte rupestre los que marque toda la obra que pueda realizar en la vida, pero por ahora he descubierto todo un mundo en el cual expreso y emociono.

¿Qué experiencias has tenido?
En el 2014 participé en una exposición con el pintor campechano Luis German en la Galería de Arte “Joaquín Clausell”.
Ese mismo año, también recibí un reconocimiento especial que otorga el Concurso Estatal de Dibujo y Pintura para Jóvenes “Enrique Herrera Marín, por mi obra “Extinción y Mutación”, que mostraba un paisaje de flamencos formados por figuras geométricas, al igual que su reflejo en el agua, con inserciones de circuitos.
También tuve oportunidad de mostrar mi trabajo a nivel internacional, pues resulté electa para conformar la delegación de artistas mexicanos para asistir a la cuarta edición de los World Art Games, en Croacia. Y próximamente, mi primera exposición individual en la Casa de la Cultura Municipal en el mes de octubre.

¿Hay oportunidades?
Aquí en Campeche encontré mucho apoyo, para mí fue maravilloso encontrarme con “La Arrocera”, por el gran interés de la Secretaría de Cultura en traer a grandes exponentes de las artes visuales, de la plástica mexicana e incluso extranjeros.
Me tocó que siendo alumna de “La Arrocera” todas estas enseñanzas eran gratuitas, lo que considero ayuda mucho a quienes tiene verdadera aspiración por el arte, pues es sabido que los materiales como lienzos, pinturas, pinceles y demás herramientas que requerimos quienes nos dedicamos a la pintura, son caros.
En general creo que en Campeche, el Gobierno del Estado está haciendo una gran labor ofreciendo cultura y arte de manera gratuita, sobre todo a los jóvenes, pues nos da la invaluable oportunidad de experimentar y descubrir qué tan buenos podemos ser y dedicarnos a lo que amamos.