IP: sigue lento ritmo de la infraestructura

24
El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval (centro), y Miguel Alemán Velasco, promotor del encuentro (derecha).

Cristina Ochoa, enviada/Guadalajara, Jalisco

Los proyectos de infraestructura no han sido llevados a la velocidad que requiere México, advirtieron empresarios y especialistas durante la 16 edición de la Cumbre de Negocios.
“No solo es el nuevo aeropuerto, también hay retraso en otros aspectos de infraestructura”, señaló Mario Veraldo, director general de Maersk Line para México y Centroamérica.
El directivo de la firma danesa de transporte de contenedores añadió que también existe una necesidad de inversión a largo plazo, apuesta que debe involucrar al sector joven de la población.
Por su parte, Eric Moreno, gerente de supervisor del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, señaló que “el tema de la infraestructura debe ser el eje central de toda estrategia para desarrollar una nación”.
Asimismo, señaló que el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ha sido un proyecto discutido durante casi 40 años, periodo en el que se han analizado los posibles lugares para su construcción.
“Texcoco es un lugar que siempre ha estado en el debate; que los especialistas en aeronáutica, construcción y otros han dicho que es la mejor opción. Un nuevo aeropuerto no resolverá los problemas de neblina, pero sí que no hayan cierres tan prolongados”, dijo.
Añadió que dicho complejo debe quedar en una sola ubicación para optimizar la eficiencia de los procesos, algo que se contempló desde la concepción del mismo.
Gabriel Goldschmidt, director para Latinoamérica y el Caribe de la Corporación Financiera Internacional (IFC), destacó que “el llamado es a toda sociedad para integrar las diferentes capacidades y así potenciar la infraestructura”, dijo.
Goldschmidt señaló que es preciso que exista una preparación adecuada para que los resultados a largo plazo sean los adecuados.
“Las necesidades en materia de infraestructura de un país no dependen del color de la política, sino de las necesidades de la población. En la medida en que podamos atender las necesidades de la gente habremos hecho lo correcto para el futuro de largo plazo”, consideró.
Por su parte, Pedro Velasco, socio de Santamarina y Steta, señaló que la problemática del país ha sido de velocidad, pues no se ha crecido al ritmo que requiere el desarrollo del país.
Destacó que toda administración, independientemente de su ideología, debe defender el interés público y bienestar de la comunidad, tomando en cuenta que el desarrollo de la infraestructura es un factor fundamental para lograrlo.
El presidente de FedEx México, Jorge Torres, expuso que existe una necesidad importante de inversión en infraestructura. “La logística es un factor clave de competitividad para nuestro país”.
Añadió que en una escala de 167 países en competitividad logística, México es el 51, lo que denota la oportunidad de crecimiento.
Explicó que existen varios indicadores en los que influye el tema de logística, desde los que se puede medir la competitividad: como el aduanal, rastreabilidad, tiempo de entrega e infraestructura.
“La competitividad logística, desde el punto de vista de su dependencia con la infraestructura, todavía tiene mucho por hacer en México”, dijo el directivo.
Mario Veraldo, de Maersk Line, aceptó que a lo largo de los últimos seis años el gobierno de Enrique Peña Nieto sí ha trabajado mucho en proyectos de infraestructura, principalmente en la calidad de puertos y ferrocarriles, así como en carreteras.
“El tema es que todos los procesos de infraestructura física aún siguen muy retrasados. Es mucho más barato hacer proyectos de tecnología que unos más grandes, como los físicos”, puntualizó el directivo.

Milenio Diario