Falta fortaleza ante delitos cibernéticos

46

Miriam Ramírez/México

Las instituciones financieras en México seguirán vulnerables ante los ciberataques si no generan una mayor conciencia del problema y una estrategia de seguridad, la cual no solo tiene que ver con infraestructura tecnológica, advirtieron expertos.
“Esto que vimos con Axa, lo que vimos en meses pasados con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios, los del año anterior con el WannaCry, es principalmente por estar enfocadas en la seguridad tradicional”, dijo Ramón Salas, director regional para México y Centroamérica en Forcepoint.
En enero pasado el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) sufrió un hackeo por 110 millones de dólares; entre abril y mayo pasados, cinco entidades financieras fueron vulneradas con pérdidas por 300 millones de pesos; en julio fue la plataforma mexicana de compra-venta de criptomonedas Bitso y esta semana fue la aseguradora Axa.
“Lo que nos dice esto es que probablemente los bancos tomaron algunas acciones necesarias para que los hackers tengan mucha más dificultad, y ahora buscan una institución que sea más viable, en este caso una aseguradora”, advirtió Salas.
Detalló que Forcepoint tiene reportes de firmas medianas, con alrededor de 2 mil empleados, que refuerzan sus áreas de seguridad con sistemas que lanzan entre 5 mil a 10 mil alarmas diarias, lo que resulta imposible de manejar; además, muchas de ellas son una especie de falsa alerta.
Por lo anterior, en los últimos dos años la firma planteó a las empresas adoptar el human point, propuesta de seguridad centrada en los humanos y el contexto de su comportamiento a través del análisis de datos, lo que ayuda a medir el nivel de riesgo para actuar en consecuencia, y con ello elevar la seguridad.
Eduardo Zamora, director de Fortinet México, recordó que el mercado mexicano es el primer lugar en ciberataques en América Latina y el sexto en el mundo, según datos del Foro Económico Mundial, toda vez que el país aún no logra rebasar las barreras culturales y de conciencia para reconocer que es una economía vulnerable.
“Los ataques son más complejos y las soluciones más avanzadas, pero a veces tenemos soluciones de ciberseguridad que protegen hasta cierto punto, pero no para el tamaño de los actuales; tiene que haber conciencia y poner en marcha una verdadera estrategia de seguridad”, consideró.

Milenio Diario