Canadá: euforia por la mota

17
Decenas de clientes seleccionan sus productos en un comercio de Winnipeg, en la provincia de Manitoba.

Agencias/Toronto

Miles de consumidores de cannabis hicieron largas filas en Canadá para comprar su primer paquete de mariguana legal.
Se trata de un día histórico, pues el país busca brindar un producto de calidad, captar las ganancias del mercado ilegal (4 mil 600 millones de dólares por año) y ser un modelo mundial.
Los primeros beneficiados de la medida fueron los habitantes de la provincia de Terranova y Labrador, en la costa atlántica.
Decenas de personas esperaron horas afuera de una de las tiendas de la marca Tweed, propiedad del mayor fabricante mundial de mariguana, Canopy Growth, para adquirir legalmente los primeros gramos de cannabis un minuto después de la medianoche.
Aunque en la provincia de Quebec las tiendas de la estatal Sociedad de Cannabis Quebequense abrieron a las diez horas locales, los primeros clientes acamparon a sus puertas desde la noche anterior.
En otras provincias, como Ontario, la de mayor población, los consumidores de mariguana tuvieron que contentarse con adquirir el cannabis a través de internet a la espera de que las primeras tiendas físicas abran sus puertas en los próximos meses.
El sitio gubernamental Ontario Cannabis Store recibió durante la mañana de ayer 38 mil pedidos. A través de ese link, el joven Erick ordenó desde su celular 3.5 gramos de la droga, que le costaron 40 dólares canadienses con impuestos incluidos (unos 580 pesos mexicanos). “Al pasar la medianoche hice mi orden y la recibiré en cuatro días”.
Decenas de canadienses se congregaron en el parque Trinity Bellwoods, en Toronto, para celebrar con música y mucha mariguana esta histórica legislación, que busca alejar la hierba de las manos de los adolescentes y acabar con el estigma.
Una de las localidades donde más se celebró la legalización fue Smiths Falls, al oeste de Ottawa. En esta localidad de unos nueve mil habitantes se encuentra la sede y una de las plantas de producción de mariguana de Canopy Growth.
La empresa se instaló en 2013 en una antigua planta de chocolate de la multinacional estadunidense Hershey’s para producir cannabis para uso medicinal y en la actualidad tiene 800 empleados.
El vicepresidente de comunicaciones de Canopy Growth, Jordan Sinclair, aseguró a la agencia de noticias española EFE que no podía creerse “que finalmente este día ha llegado”.
Sinclair dijo que Canopy Growth ve a Latinoamérica como una región preferente de expansión a través de la producción de mariguana para uso medicinal.
La empresa creó una subsidiaria (Canopy Latam) para operar en la región y ya produce “grandes cantidades” de cannabis en Colombia. Canopy Growth aumentó 448% sus ganancias en un año.
El gobierno canadiense anunció ayer que indultará a las personas condenadas por la posesión de mariguana para consumo personal, una cifra que podría superar los 500 mil individuos.
Tres años después de su elección, el gobierno de Justin Trudeau materializó su promesa de campaña y Canadá se convirtió en el primer país del G20 en legalizar la mariguana recreativa. Ya Uruguay lo hizo en 2013.

Milenio Diario