Cientos de campechanos acudieron a los panteones e iglesias de San Francisco de Campeche para participar en las misas y otras actividades que se realizaron en memoria de los que han muerto, mientras que muchos otros campechanos dedicaron rezos y convivios familiares en sus hogares para recordar con afecto a sus difuntos.
Ayer viernes las calles aledañas a los cementerios de la ciudad capital estuvieron abarrotadas de personas que acudieron a visitar a sus fieles difuntos. A pesar de la llovizna que se registró durante el día, el flujo de campechanos fue constante en todos los panteones.
Como cada año, el camposanto de Santa Lucía recibió una gran afluencia de personas. En estos espacios se realizaron varias misas en memoria de los difuntos y con el objetivo de recordar que la vida continua, ya que al morir un ser querido, éste vivirá en el recuerdo del hombre y en el corazón de Dios, indicó el párroco de Dzitbalché, José Luis Ye Ehuán.
Detalló que no hay mejor ofrenda para los muertos que la misa y las oraciones, que se convierten en alegría para quienes están en el cielo al ser recordados por sus familiares. Por ello, exhortó a los jóvenes acercarse más a Dios y alejarse de las modas, porque a los difuntos no se les honra con fiestas de Halloween o Catrina, sino con una oración y con tenerlos presentes en el corazón.
El párroco oficio la misa en el panteón Jardines del Ángel y al finalizar, participó en la liberación de decenas de mariposas como símbolo de fe y esperanza para los muertos. La actividad consistió en que cada participante le susurró un mensaje para sus seres queridos a una mariposa, con la finalidad de que llegue a ellos.
La señora Laura Velázquez, con una gran sonrisa y los ojos llenos de lágrimas, señaló que el ejercicio fue emotivo y espiritual, e indicó que este tipo de tradiciones deben continuar con las nuevas generaciones para mantener vivos a los muertos en el corazón.
Después, los campechanos acudieron a las tumbas de sus seres queridos para colocar flores y ofrendas para convivir un momento más con ellos.

El párroco José Luis Ye Ehuán ofreció una misa en el camposanto Jardines del Ángel y luego liberó mariposas como parte de un mensaje de paz.

TRADICIONES
Las personas que no pueden acudir a los cementerios, ya sea por salud o porque sus difuntos están enterrados en otras partes del país, optan por recordar a sus familiares de otras maneras. Ejemplo de ello es la señora Mely Uj Bañuelos, quien realiza un rosario en honor de sus seres queridos y durante el desayuno o almuerzo recuerdan anécdotas para que las nuevas generaciones los conozcan por medio de sus vivencias.
Por su parte el señor Jorge Té indicó que debe ser prioridad de los padres inculcar estas tradiciones a los jóvenes, ya que algunas tradiciones extranjeras como el Halloween puede confundir a las nuevas generaciones que no conocen la importancia de esta tradición que se celebra desde la época prehispánica en el país.

VENTAS POR DÍA DE MUERTOS
La Conmemoración a los Fieles Difuntos representa una oportunidad económica para los comerciantes de la ciudad, quienes reportaron que en este último día de las celebraciones aseguraron que tuvieron buenas ganancias, mientras que algunos lamentaron que solo recuperaron su inversión.
A pesar de que las autoridades municipales anunciaron en redes sociales que la venta por el Día de Muertos continuará durante el fin de semana en el Mercado Principal “Pedro Sáinz de Baranda”, durante un recorrido hecho por Novedades Campeche se corroboró que solo quedaban cinco puestos instalados al mediodía; el resto fue desmantelado antes de que finalizara el permiso. Los locatarios acusaron que no fueron notificados del cambio por el Ayuntamiento de Campeche.
Una comerciante explicó que debido a la gran competencia que existe en la comercialización de dulces típicos durante esta época, solo alcanzó a cubrir el dinero invertido para la realización de sus productos. Por su lado, la señora Corazón Hernández González dijo que las ventas fueron muy positivas.
Otros locatarios señalaron que gracias a la buena afluencia de campechanos sacaron más del 80 por ciento de sus productos, superando las expectativas.

Información: Ana Patricia Peña Uj