Se dice…

29

Que como comentamos en este mismo espacio, Manuel Jesús Zavala Salazar es una factor de desunión en el partido Morena. Sus propios compañeros de militancia lo ven como un “pus” para conseguir que trabajen en conjunto, y en ese partido ya se están formando grupos: por un lado los legisladores locales, por el otro los representantes federales y solitos él y Ramón Ochoa Peña.

Que, incluso, a Zavala Salazar se le ve como un factor de riesgo al estar realizando labores ya como si fuera parte del equipo de trabajo en Campeche del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Se teme que Manuel Jesús saque a flote sus fobias o luego use a conveniencia de su partido el Censo de Bienestar que ya se aplica y que pretende ser un programa federal de apoyo social.

Que por ningún motivo da buena sensación que sea el presidente estatal del partido Morena el que participe en un censo para un programa que pretende ser entregado sin distingos de partidos, ideologías o creencias. Y, para rematar, también a su hermana Gladys la metió como integrante del equipo que prepara ese programa del próximo gobierno.

Que por lo pronto, Zavala Salazar ya dejó una de sus múltiples chambas, pues ya comunicó al Ayuntamiento de Campeche que no seguirá como regidor. Ahora solo está al frente de Morena y colaborando con el equipo que envió López Obrador como sus representantes a Campeche. ¿Y cuándo renunciará a la presidencia estatal morenista? ¿O seguirá violando los estatutos?