Tamaulipas es la entidad más letal para las fuerzas armadas

11

Ignacio Alzaga/Ciudad de México

Tamaulipas ha sido la entidad más peligrosa y letal para los militares en el actual sexenio, en el que se han registrado mil 700 ataques contra las fuerzas armadas en 25 estados, con 101 muertos y 548 heridos.
En esta entidad, el Ejército ha sufrido 982 agresiones que dejaron 35 soldados fallecidos y 334 heridos a la fecha.
El secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, ha calificado como “héroes de nuestros días” a todos los caídos en cumplimiento del deber, víctimas de “viles y cobardes” asesinos.
En las balaceras en territorio tamaulipeco han participado miembros de Los Zetas Vieja Escuela, cártel del Golfo y cártel del Noreste, los cuales mantienen una disputa, según informes de inteligencia obtenidos por MILENIO.
La embestida más mortífera ocurrió el 3 de agosto de 2013, cuando pistoleros del cártel del Golfo sorprendieron con fusiles antiaéreos Barret calibre 50, AK-47 y AR-15 a un convoy castrense en Reynosa.
Murieron cinco elementos del batallón de Policía Militar: tres soldados, un capitán segundo y un sargento segundo, cuyo vehículo quedó calcinado por el poder de fuego de los narcotraficantes.
Las agresiones de la delincuencia organizada contra la milicia en Tamaulipas equivalen a 57 por ciento de los mil 700 enfrentamientos que ha registrado la Secretaría de la Defensa Nacional del 1 de diciembre de 2012 al 11 de noviembre de 2018.
Sin embargo, las agresiones disminuyeron 61.9 por ciento en comparación con las 2 mil 744 del sexenio de Felipe Calderón, cuando se contabilizaron 2 mil 744 balaceras que dejaron 124 militares muertos y mil 19 heridos.
Informes de la dependencia revelan que durante la actual administración han fallecido 101 militares en tiroteos iniciados por criminales y 548 resultaron lesionados en el contexto de misiones contra el narco, de apoyo a la seguridad y de aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.
De los heridos, 319 sufrieron lesiones permanentes que cambiaron radicalmente sus vidas y las de sus familias, “jóvenes que, con gran valentía y fortaleza, se siguen sobreponiendo a la situación que viven”, dijo el 6 de noviembre el general Cienfuegos.
“Todos ellos mexicanos, gente de bien, jóvenes que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber. Jóvenes que también tenían proyectos de familia y anhelos por cumplir. Jóvenes que dejaron en el desamparo viudas y huérfanos, a padres y a hermanos con un profundo dolor”, afirmó el secretario de la Defensa sobre las víctimas mortales.
Los únicos estados en los que soldados no han sido atacados son Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, CdMx, Quintana Roo, Tlaxcala y Yucatán.
Después de Tamaulipas, el estado de mayor riesgo para las fuerzas armadas son Guerrero, con 140 casos; Michoacán, con 108; Sinaloa, con 103); Chihuahua, con 53, y Jalisco, con 38.
Zacatecas (37), Veracruz (34), Sonora (34), Edomex (32), Coahuila (31), Durango (27), Nuevo León (25), Puebla (17), Guanajuato (10), Nayarit (ocho), Oaxaca (siete), Baja California (cinco), Hidalgo (dos), San Luis Potosí (dos), Morelos, Querétaro, Tabasco, Chiapas y Colima, con uno, respectivamente.
Por el total de “bajas” militares, el segundo estado con mayor índice de mortalidad es Jalisco, con 16 soldados fallecidos; ahí prevalece una lucha entre el cártel de Jalisco Nueva Generación, que encabeza Nemesio Oseguera, El Mencho, y La Nueva Plaza.
Seis integrantes de la Fuerza Aérea y de las Fuerzas Especiales perdieron la vida instantáneamente al ser derribado con lanzacohetes el helicóptero Cougar en el que hacían una persecución para detener a El Mencho, el 1 de mayo de 2015, en el municipio de Casimiro Castillo.
En Sinaloa han fallecido por disparos de arma 15 elementos en lo que va del sexenio, cinco durante la emboscada del 30 de septiembre de 2016, en la que sicarios rescataron al narcotraficante Julio Óscar Ortiz, El Kevin, considerado una pieza fundamental del cártel de Sinaloa, quien posteriormente fue ejecutado por su propia organización.
Esta ofensiva del narco fue atribuida a los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán por Alfonso Duarte Mujica, entonces comandante de la Tercera Región Militar, lo que fue confirmado posteriormente por la PGR.
El cártel de Sinaloa atraviesa por una lucha intestina protagonizada por Aureliano Guzmán Loera, El Guano, quien disputa el control a sus sobrinos Alfredo e Iván Guzmán, hijos de El Chapo; otro de los líderes que está en el enfrentamiento es Ismael El Mayo Zambada.
Guerrero registra nueve fallecimientos de soldados durante agresiones presuntamente de integrantes de Los Beltrán Leyva, cártel Independiente de Acapulco y grupos escindidos.
En Michoacán han sido asesinados ocho militares en este territorio que intentan controlar el cártel de Jalisco Nueva Generación, Los Viagra y La Familia.
Según los reportes federales, en Durango, estado en el que lucha el cártel de Sinaloa contra el cártel del Poniente, perecieron en choques armados cinco miembros de la Sedena.
Puebla registra cuatro decesos ocurridos el 3 de mayo de 2017 en la comunidad de Palmarito, municipio de Quecholac, donde un cabo y tres soldados adscritos a batallones de infantería y de Policía Militar fueron atacados por bandas de huachicoleros.
En Zacatecas, donde está asentado el cártel del Golfo, fallecieron dos militares; en Chihuahua, entidad en la que pelean La Línea, el cártel de Juárez, Los Aztecas y el cártel de Sinaloa, dos; en Baja California, donde hay una pugna entre las alianzas Sinaloa-Los Arellano Félix y Jalisco-Tijuana Nueva Generación, uno; en el Edomex, uno; en Guanajuato, en la que están asentados el CJNG y el cártel de Santa Rosa de Lima, uno; en Sonora, uno, y en Veracruz, donde operan CJNG y Los Zetas, uno.
El top cinco de militares lesionados lo integran Tamaulipas (334), Sinaloa (45), Michoacán (42), Guerrero (30) y Jalisco (25).
Siguen Puebla (14), Zacatecas (11), Chihuahua (ocho), Durango (siete); Sonora, Veracruz y San Luis Potosí, con cinco; Colima (cuatro), Nuevo León (tres), Nayarit (tres); Coahuila, Oaxaca, y Edomex, con dos cada uno.

Milenio Diario