Si es necesario, recurriremos a la pobreza franciscana: AMLO

5

Jannet López/México

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que “aunque nos quedemos sin camisa”, se tendrán los fondos para financiar el programa Jóvenes construyendo el futuro y todos los prometidos.
Confió en que el presupuesto alcance con la aplicación de la “austeridad republicana”, pero señaló que, de ser necesario, recurrirá a la “pobreza franciscana” con tal de cumplir.
“Hay algunos que están muy preocupados por la austeridad… no vamos a pasar de la austeridad nada más así, pero si se necesita pasar a la fase de la pobreza franciscana, lo vamos a explorar, no lo descartamos”, expresó.
En la presentación del programa para jóvenes, que calificó de prioritario y emblema no solo de su gobierno, sino que podrá ser ejemplo para otras naciones, resaltó que tendrá una inversión anual de 110 mil millones de pesos; “aunque nos quedemos sin camisa, se van a tener los fondos para financiarlo”.
El tabasqueño recalcó que los sueldos del nuevo gobierno son justos y que incluso son altos en comparación con otros, sobre todo considerando que cobrarán por formar parte de la cuarta transformación.
“Imagínense la gran satisfacción que significa trabajar y que le paguen a uno en un momento de transformación, porque esto no se va a volver a repetir, no hay una transformación desde hace más de cien años… es como para decir ‘¡yo quiero trabajar y no quiero que me paguen, quiero dar mi cooperación, quiero aportar, quiero un sabático de seis años!’”, señaló.
López Obrador destacó que este proyecto, enfocado a 2 millones 600 mil jóvenes llamados ninis, porque ni estudian ni trabajan, es fundamental para su programa, pues impactará también en la reducción de la inseguridad y la violencia en el país.
“Es importante, trascendente, un desafío llevarlo a cabo y operarlo bien, que se logre el propósito de atraer a los jóvenes, que los abracemos, que los busquemos, que se les den alternativas para que no caigan en la tentación de formar parte de las filas de la delincuencia o de la frustración.
“Si lo logramos, estaremos llevando a cabo una gran transformación y vamos a competir al tú por tú con los que están atrapando a los jóvenes”, refirió.
En tanto, Luisa María Alcalde, futura secretaria del Trabajo, explicó que con este programa comienzan a dar respuesta a los compromisos que el próximo gobierno asumió con la juventud a través de una alianza fundamental entre los sectores público, privado y social.
Detalló que los de 18 a 29 años recibirán becas por 2 mil 400 pesos mensuales para estudiar la universidad, y 3 mil 600 pesos como pago de aprendices en empresas que se inscribirán como tutoras y a las que el gobierno les dará los recursos.
Anticipó que en los siguientes días comenzarán el censo casa por casa para contactar tanto a los beneficiarios como a los tutores interesados en apoyar, para generar una base de datos con la que se garantice que las empresas en las que serán contratados estarán cerca de su domicilio para que no les implique un gasto el traslado.
“A partir del 1 de diciembre comenzará la formalización de los certificados de tutores y en enero de 2019 los jóvenes interesados acudirán a las coordinaciones regionales a inscribirse y a elegir una empresa afín”, precisó.
Alcalde agregó que ambas partes serán evaluadas para garantizar que los becarios merecen el pago y que las empresas están cumpliendo su labor de prepararlos para la vida laboral formal.

Milenio Diario