Santa Lucía, insuficiente para sustituir por completo el AICM

13

Lorena López, Omar Brito, José Belmont y Janet López/México

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), autoridad mundial en aeronáutica, concluyó que la opción de utilizar la base militar de Santa Lucía como aeropuerto “es claramente insuficiente” para absorber la demanda de la actual terminal y sustituirla en 30 años.
En su estudio “Necesidad e idoneidad de la solución propuesta para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México”, señala que se requiere una superficie como la que dispone Texcoco para el tratamiento de pasajeros y aeronaves en tierra para atender las necesidades de transporte aéreo, con un horizonte de vida superior a los 30 años que requiere operaciones segregadas triplicadas, es decir, de tres pistas asignadas para despegues y otras tres para aproximaciones independientes.
El ingeniero Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, ayer en conferencia de prensa se refirió al estudio de la OACI para sustentar su afirmación de que la operación simultánea de Santa Lucía y el actual aeropuerto “es una poderosa opción”.
No obstante, omitió la lectura del cuarto párrafo de la página 69 del estudio, que sostiene: “Sin embargo, si se trata no solo de que, ahora, absorba la demanda no atendida del AICM, sino que en un horizonte de 30 años sea quien lo sustituya por completo, Santa Lucía es claramente insuficiente”.
Jiménez Espriú leyó que la agencia de la ONU afirmó que “la mayoría de las opciones que se indican en el estudio realizado (2013) siguen siendo válidas”, aunque el documento data de noviembre de 2013. Esta fue la respuesta que dio la autoridad mundial en aeronáutica a la consulta formulada el 14 de septiembre de 2018 por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) para solicitar un nuevo análisis.
También retomó una carta que envió la OACI al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el pasado 3 de octubre, que reitera la respuesta de que un nuevo estudio “será complementario al ya realizado”.
Asimismo, la OACI indica que en definitiva, “entre la opciones contempladas, la más adecuada es la de la construcción del NAIM en el emplazamiento de Texcoco que sustituya completamente al actual”. Aclara que el AICM está “agotado porque no tiene posibilidad de dar más de sí en términos de capacidad” y “deberá cerrarse”.
En las conclusiones del estudio se enuncia entre las ventajas que “el sitio de Texcoco presenta una mejor disponibilidad de desarrollo de terrenos”, la cercanía entre el lago y la Ciudad de México que permitiría un rápido acceso a la capital y, como se trata de un aeropuerto que en el corto o medio plazo sustituirá al actual, Texcoco permite ubicar seis pistas paralelas que darían una capacidad para atender hasta 120 millones de pasajeros al año.

AMLO garantiza inversión
Jiménez Espriú reiteró que el nuevo gobierno invertirá casi 5 mil millones de pesos para una “cirugía mayor” a los aeropuertos de la Ciudad de México y de Toluca, independientemente del resultado de la consulta sobre la construcción, porque la saturación obliga a “tomar medidas inmediatas”.
En tanto, en Quintana Roo López Obrador descartó que la consulta sea una simulación y garantizó que, en caso de que gane la opción de construir dos pistas en Santa Lucía, se garantizará la inversión a los empresarios involucrados en el NAIM y se respetarán los contratos.
También anunció que independientemente del resultado de la consulta hablará con las aerolíneas para utilizar más el aeropuerto de Toluca, con capacidad para 8 millones de pasajeros que solo usan 600 mil.

Milenio Diario