Lanza AMLO tres directrices para su república amorosa

8

Fernando Damián, Elia Castillo y Jannet López / Ciudad de México

Con los principios de austeridad, honestidad y combate a la corrupción como eje de programas y acciones, el gobierno electo definió tres directrices para elaborar el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 y diseñar el paquete económico del año entrante:
“Paz, estado democrático y de derecho”, “Bienestar e igualdad” y “Desarrollo económico
incluyente”.
En su “Manual de programación y presupuesto” subraya que “cada una de las líneas de acción pública estará orientada a desterrar la corrupción, garantizar la transparencia y practicar la austeridad con el fin de lograr la regeneración nacional y los recursos necesarios para financiar el desarrollo del país”.
La próxima administración señala asimismo que toda conducta tendrá como principio guía la austeridad y como fin combatir la corrupción, que a su juicio es la causa principal de la violencia, la desigualad económica y social que el gobierno busca resolver.
El documento membretado con el logo de la Secretaría de Hacienda define como meta establecer “un gobierno honesto que represente a todas las clases sociales, a todos los sectores económicos, a todos los partidos, a todos los ciudadanos”.
“Que garantice plenas libertades, a creyentes o no creyentes, a personas de todas las corrientes de pensamiento y que procure respeto a la diversidad política, social, cultural y sexual que caracteriza a nuestra sociedad”.
Con el fin de reconstruir la paz y el estado democrático y de derecho “que la violencia delincuencial y la desigualdad social han instalado en México”, López Obrador perfiló 12 acciones.
Para el segundo aspecto, con la consigna de que “Por el bien de todos, primero los pobres”, plantea como prioridad a grupos vulnerables: mujeres, niños, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad.
En la tercera directriz refiere que el desarrollo económico “no solo depende de una eficaz política monetaria, control de inflación y disciplina fiscal”, y subraya la necesidad de un crecimiento con justicia y respeto a la naturaleza.

Intocables
Aun con las medidas de austeridad ya aplicadas, López Obrador calculó que requiere 3 billones 608 mil millones de pesos solo para gastos fijos del gobierno federal en el próximo año.
En un video difundido en redes sociales explicó que su equipo de Hacienda, liderado por el próximo secretario Carlos Urzúa, le presentó “cuánto vamos a tener de ingresos y de cuánto son los gastos fijos que no pueden tocar”.
En el proyecto presentado, solo para la nómina de servicios personales necesitan un billón 252 mil millones de pesos y para la deuda que hereda, que asciende a 10 billones de pesos, comprometieron 725 mil millones de pesos.
Asimismo, estimaron los 703 mil millones de pesos “que por ley se entregan a estados y municipios”, 36 mil millones de Adefas (Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores) y 928 mil millones para pensiones y jubilaciones, que implican un aumento de más de 100 mil millones de pesos en comparación a este año.
El Presidente electo recalcó que, considerando que este paquete de gastos “es intocable”, él mismo se dedicará a concluir el plan para el Presupuesto 2019, pues debe garantizar que alcance para cumplir sus promesas de campaña “manteniendo los equilibrios macroeconómicos, es decir, no vamos a gastar más de lo que ingrese a la hacienda
pública”.

Milenio Diario