La guerra contra las drogas, un fracaso total, alerta ONG

20

Notimex/Nueva York

El objetivo que hace 10 años se fijaron los Estados miembros de la ONU para “eliminar o reducir” el tráfico, consumo, producción y uso de drogas ilícitas en el mundo ha fracasado y a menudo ha sido contraproducente, apuntó un informe difundido ayer.
Elaborado por el Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC), con base en cifras de la propia ONU y de otros estudios académicos, el informe señaló que las “cifras desgarradoras” demuestran la “carnicería” que la llamada “guerra contra las drogas” ha desatado en la última década.
“El mercado mundial de drogas es más grande y más robusto que nunca, a pesar de millones de dólares invertidos en la reducción de la oferta y en el riguroso cumplimiento de la ley. En paralelo, los daños de los enfoques represivos han alcanzado proporciones épicas”, dijo Ann Fordham, directora del IDPC.
Titulado Balance de una década de políticas de drogas, el documento destacó que ha habido un aumento de 145 por ciento en las muertes relacionadas con las drogas en la última década, totalizando 450 mil durante 2015.
Subrayó, además, que al menos 3 mil 940 personas han sido sentenciadas a la pena de muerte y ejecutadas por un delito relacionado con las drogas en la última década en 33 países que mantienen la pena de muerte por delitos de drogas en violación de las normas internacionales.
Asimismo, más de 71 mil muertes por sobredosis se reportaron en Estados Unidos solo en 2017.
El documento indicó que el propio Informe Mundial sobre Drogas de 2018 producido por la Oficina de Drogas y Crimen de la ONU señaló que “la gama de drogas y los mercados de drogas se están expandiendo y diversificando como nunca antes”.
Tal informe añadió que “nos enfrentamos a una expansión potencial de los mercados de drogas basada en el suministro, con la producción de opio y la fabricación de cocaína en los niveles más altos jamás registrados”.
Los objetivos fijados hace 10 años por la ONU fueron plasmados en la Declaración Política y el Plan de Acción de 2009 sobre drogas, así como en el documento final de la sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre drogas de 2016.
El informe criticó que hasta el momento la ONU no ha realizado ninguna evaluación o revisión formal de los objetivos acordados en 2009.
“Hasta ahora, en la fase actual, la ONU ha guardado silencio sobre si se han logrado avances hacia la fecha límite para 2019 o si las políticas basadas en la “eliminación” del mercado de drogas son aptas para el propósito”, afirmó Fordham.
Países como Uruguay y Canadá han regulado el uso de la cannabis para uso recreativo en adultos; en tanto que se endurecen enfoques destructivos como el adoptado por el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.

Milenio Diario