Hacer plásticos verdes, hasta 200% más caro 

13
Necesario, fortalecer los programas de reciclaje para recuperar los materiales y que se puedan usar una segunda vez. 

Eduardo de la Rosa/Ciudad de México

Mantener su competitividad mientras se adapta a las nuevas tendencias de consumo responsable es el reto que enfrenta la industria del plástico. Los empresarios aseguran que cambiar sus líneas de producción implica aumentar sus costos, mientras que para las autoridades se trata de un reto que la industria debe atender con innovación.
“Los desechables pasan una hora en tu mesa… 400 años en el mar” es una de las frases con las que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha tratado de concientizar a la población sobre la contaminación por plásticos de un solo uso (popotes, vasos, cubiertos y platos de plástico, entre otros).
Solo la campaña Sin popote está bien, logró una baja de 20 por ciento en las ventas de Popomex, uno de los principales fabricantes de este producto, ante lo cual comenzó el proceso para incorporar un aditivo que reduce el tiempo de degradación de éstos a dos años, adecuación que no es factible para todas las empresas.
“Por ejemplo, si vamos a comprar un vaso que nos cuesta 10 o 12 pesos, el costo es relativamente bajo, pero si le metemos un vaso de cartón, puede incrementar el valor del empaque hasta cuatro veces, si le metemos uno biodegradable puede aumentar hasta 200 por ciento el costo del producto; desafortunadamente el costo del material se le va a incluir al usuario porque este tipo de empaques es mucho más costoso”, explicó Gerardo Pedra, gerente corporativo de Programas de Reciclaje de Dart de México, fabricante de productos desechables para la industria alimentaria.
En entrevista con MILENIO, Pedra dijo que si bien las empresas ya están explorando otras alternativas de producto resulta complicado cambiar la producción total en sus plantas.
“Las empresas ya sabemos que existen diferentes alternativas de producto, y es lo estamos trabajando desde hace mucho; lo que sí es difícil es que nos pidan que cambien toda la producción de una planta para hacer productos con diferentes características”, dijo.
Para el director de Gestión Integral de Residuos de la Semarnat, Ricardo Ortiz Conde, el cambio en la industria debe ser la respuesta al llamado social que está exigiendo proteger al medio ambiente.
“Me parece que la industria tiene un reto… la industria tendrá que innovar, adaptarse y ajustarse. El propio sector debe organizarse y crear estrategias para protegerse para no perder competitividad”, consideró.
En este sentido, la Asociación Nacional de Plásticos (Anipac) expuso que en el sector ya se están tomando medidas para utilizar algunos materiales más amigables con el medio ambiente, pero reconoció que es un gran reto.
“A nivel individual, las empresas afiliadas a la Anipac ya han tomado medidas en sus procesos de producción y elaboración de los productos. Han buscado
que las medidas estén acordes con la sustentabilidad, con mejores prácticas propiciando la economía circular”, afirmó.
Para el sector empresarial, independientemente de hacer ajustes en las materias primas y líneas de producción de plásticos de un solo uso, otra alternativa viable para disminuir la contaminación es fortalecer los programas de reciclaje.
El directivo de Dart de México afirmó que la industria está haciendo esfuerzos por promover que los residuos se depositen en los lugares correctos para que a través del reciclaje, se puedan recuperar los materiales y darles una segunda vida.
“No podemos cambiar todas las cadenas de suministros que ya tenemos, y es por eso que estamos ofreciendo alternativas de reciclaje en distintos materiales”, explicó. En esto coincidió la Anipac, al considerar que se deben “promover las opciones de gestión de residuos más sostenibles impulsando el reciclaje”.
“Si la gente no sabe en dónde poner los residuos será muy difícil poder hacer que la cadena de valor pueda atender cualquier tipo de residuos. La parte esencial y que estamos promoviendo, es que desde la parte de origen o donde se genera (la basura), ahí la separes para que este material pueda llegar a cualquiera de las plantas de tratamiento y se le pueda valorizar”, reiteró Gerardo Pedra, de Dart de México.

Con información de: Fanny Miranda.
Milenio Diario