Avanza Kavanaugh a la Corte con… 2 votos

4
Inconformes protestan contra la designación frente a la Suprema Corte, mientras otros son arrestados.

AFP/Washington

En una votación de procedimiento, el Senado estadunidense aprobó por un estrecho margen (51 a 49) avanzar a una votación final la nominación del candidato del presidente Donald Trump, acusado de cometer agresiones sexuales.
“Muy orgulloso del Senado de EU por votar ‘SÍ’ para avanzar la nominación del juez Brett Kavanaugh!”, reaccionó inmediatamente Trump en su cuenta en Twitter.
Kavanaugh es acusado por una académica de California, Christine Blasey Ford, de intentar violarla en una fiesta en 1982 cuando ambos eran estudiantes de secundaria.
Todo el proceso de confirmación ocurre en medio de una atmósfera de fuerte polarización política, a pocas semanas de las elecciones de medio mandato que dictaminarán si el partido republicano sigue teniendo el control del Congreso.
La votación final del hoy sobre el candidato de Trump debería sellar por las próximas décadas una mayoría conservadora en la Corte Suprema, institución que regula asuntos sensibles en la sociedad de EU, como el derecho al aborto y el control de armas.
Aunque los senadores republicanos, que tienen una corta mayoría en el Senado (51 escaños de 100), respaldan al candidato de Trump, la indecisión de tres moderados —Lisa Murkowski, Jeff Flake y Susan Collins— ponía en duda la votación final.
Sin embargo, Flake aprobó la votación de hoy y Collins adelantó que respaldará la nominación.
“No creo que estos cargos puedan evitar que el juez Kavanaugh sirva en la corte”, afirmó en un discurso en la cámara. “La presunción de inocencia e imparcialidad influye en mi pensamiento y no puedo abandonarlos”, agregó, calificando al magistrado conservador de “servidor público ejemplar”.
“Gracias senadora Collins por ser fiel a sus convicciones y hacer lo correcto al confirmar al juez Kavanaugh”, tuiteó la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders.
Entre los demócratas, el senador Joe Manchin, quien peleará por retener su escaño en las elecciones de medio mandato de noviembre en el estado pro-Trump de Virginia Occidental, es el único que aseguró su apoyo a Kavanaugh. “Es un jurista calificado que seguirá la Constitución y determinará los casos según los hallazgos legales que se le presenten”, dijo.
Un puñado de manifestantes se reunió ante las oficinas de Collins y Manchin para deplorar sus anuncios, señalando que deberían sentir “vergüenza”.
Otra incertidumbre recae sobre el senador de Montana, Steve Daines, que no debería asistir a la votación del sábado debido al casamiento de su hija. Dado que cada voto cuenta, los republicanos en el Senado hicieron saber que buscaban una solución.
La Asociación Americana de Abogados (ABA, en sus siglas en inglés), la mayor de profesionales del derecho del país, anunció que volverá a evaluar la aptitud de Kavanaugh como juez por el temperamento demostrado por él en las últimas fechas.
El Partido Republicano necesita que al menos la mitad de la cámara apoye al candidato, ya que en caso de empate entra en juego el voto del vicepresidente de EU, Mike Pence.
La sesión del sábado se producirá después de dos jornadas de intensas protestas contra de Kavanaugh por parte de grupos progresistas como la organización Marcha de las Mujeres, que el jueves convocó una manifestación a la que acudieron miles de mujeres de todo el país en defensa de las víctimas de abusos sexuales.
La votación de la Cámara Alta es el último paso de un proceso que comenzó el 9 de julio, cuando Trump anunció la nominación de Kavanaugh para el Supremo con el fin de cubrir el puesto vacante dejado por el juez Anthony Kennedy, que se jubiló.

Milenio Diario