Se dice…

9

Que cuando estaba en campaña, en una gira por Lerma, el entonces candidato del PAN y Movimiento Ciudadano, se detuvo a platicar con unas personas que se identificaron como familias de trabajadores del Ayuntamiento de Campeche. Ante ellos, se comprometió: “no voy a correr absolutamente a nadie”.

Que, como se señaló en un boletín que emitió su equipo de campaña, el entonces candidato dijo que: “incluso una de las condiciones que puse para ser candidato es que no voy a llegar para ser el verdugo que corte los empleos de los trabajadores del Ayuntamiento. No despediré absolutamente a ninguna persona, al contrario voy a animar a la gente para que trabajen y den resultados como nunca antes”.

Que insistió varias veces: “yo jamás voy a correr a nadie y generar un problema social, así que no se preocupen”. Cuatro días después de que se convirtió en alcalde de Campeche, la promesa de campaña se rompió: ayer comenzaron los despidos de trabajadores de confianza en la Comuna, en áreas administrativas y en el DIF Municipal.

Que un grupo de trabajadores explicó que llegaron funcionarios de la nueva administración y, por órdenes del ahora alcalde, les informaron que ya no trabajarán en la Comuna, porque no hay dinero para pagar la nómina, y que recibirán su finiquito en noviembre. Varios de ellos llevan más de 20 años laborando para el Ayuntamiento y hoy se quedaron en la calle, arrepentidos de haber votado por quien les prometió que no los “correría” y faltó a su palabra.