Se dice…

18

Que el “cambio” en el nuevo Ayuntamiento de Campeche ya llegó, pero empezó con el pie izquierdo, con críticas en las redes sociales, debido a que se cumplió lo que se especuló en la campaña: en el nuevo gabinete hay yucatecos lo que, no solo podría ser violatorio de las leyes, sino que pone en claro que se prefiere a los “foráneos” que a los campechanos para gobernar.

Que uno de ellos es un cuate del nuevo alcalde: se trata del yucateco Saúl Martín Ancona Salazar, quien apenas ayer entregó el cargo su ex jefe, el ex gobernador del PRI, Rolando Zapata Bello, y ya se trasladó a Campeche para ser presentado en el gabinete municipal como director de Turismo y Cultura. ¿Qué tanto sabrá y promoverá de Campeche alguien que solo ha vivido en Yucatán?

Que este personaje fue secretario de Fomento Turístico para el Gobierno del PRI yucateco, y se le recuerda muy bien por ser espléndido con algunos de sus amigos, según publicaciones en las redes. Otra yucateca es la nueva tesorera Claudia Cetina Cabrera. ¿Vendrá a cumplir lo que se escuchó en los audioescándalos de que la nómina del Ayuntamiento será entregada a foráneos para que la manejen a su antojo?

Que, lo cierto es que, el artículo 125 de la Ley Orgánica de los municipios del Estado refiere que para los cargos de Secretario del Ayuntamiento, Tesorero o directores se debe cumplir como requisito: “ser ciudadano campechano en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos”. Vaya manera de empezar funciones pisoteando la ley.