Se dice…

37

Que en el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) andan agarrados del chongo, con una guerra entre sus propios militantes, que los está distrayendo de comenzar a comportarse como la verdadera opción de gobierno que “vendió” esperanzas a miles de mexicanos y, por tanto, a los campechanos que les dieron el voto. Tal parece que están más ocupados en sus pleitos internos y ahora en la batalla que les ha declarado el PAN en el Congreso.

Que el principal factor de desunión tiene nombre y apellido: Manuel Zavala Salazar, el presidente del Comité Directivo Estatal, quien lo mismo critica a sus compañeros de partido, los acusa de vendidos al Gobierno, que se enemista con figuras partidistas como el senador Aníbal Ostoa.

Que contra Zavala Salazar hay una queja ante la Comisión de Honor y Justicia de Morena, interpuesta por diputados locales para que aclare las acusaciones de traidores hechas el pasado 24 de agosto. En ese entonces, a través de sus redes sociales, el presidente del Comité Estatal recriminó a sus compañeros por acudir a un curso previo a rendir protesta en el Congreso.

Que ante ello, el coordinador de la bancada, José Luis Flores Pacheco, calificó a Zavala Salazar de ser la “pus” del partido, y por ello interpuso una queja el 27 de agosto en contra de Manuel Zavala Salazar y Ramón Ochoa Peña, por faltas al Estatuto y Declaración de principios. La demanda está en análisis y en los próximos días se sabrá cuál será la sanción al belicoso ex candidato perdedor a la alcaldía de Campeche y hoy callado regidor en el Ayuntamiento.