Siguen los despidos en el Ayuntamiento

15
Empleados de la Subdirección de Cultura y Turismo se manifestaron en contra de la titular

Por: Ana Patricia Peña Uj

Trabajadores se manifestaron ante los malos tratos y despidos de la administradora de la Subdirección de Cultura y Turismo, Angélica Gabriela Segovia Rivero, quien fue jefa de Recursos Humanos en el Icatcam donde fue acusada de corrupción, y en conjunto con Aidé Pérez y Raúl Vázquez manejan ésta área a su antojo, según los inconformes.
Desde temprana hora, en las oficinas de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, aproximadamente una decena de empleados acusaron que Segovia Rivero no los deja trabajar, por lo que piden que sea removida o cesada.
Denunciaron que desde hace tres días no les permiten firmar en la lista de entrada, e incluso borraron el nombre de algunos, quienes tienen muchos años de servicio, los cuales después de acudir al área de Recursos Humanos para informar esta situación, les dijeron que regresaran a trabajar a esa oficina con normalidad, pero no fue así. Una empleada sindicalizada fue suspendida.
Georgina María Medina Aké señaló que tiene 10 años de servicio en la Comuna y al ser una persona mayor no consigue fácilmente otro trabajo, pidió que se respete la orden de Recursos Humanos y la reincorporen a sus labores. Cabe señalar que en su mayoría son mujeres las afectadas, quienes al no pertenecer a ningún sindicato no tienen respaldo.
Solicitaron a las autoridades poner fin a esta incertidumbre y malos tratos.
“Estoy arrepentido de haber votado por este alcalde, mi familia y yo creímos en él, pero no se vale que se meta con la clase trabajadora, estoy de acuerdo que hubiera corrido a los ‘aviadores’, pero no a quienes tienen 10, 12 años o como el señor Benito, con 28 años de servicio y los corrieron”, afirmó Alfonso Vázquez.
Dijo que tiene 21 años de servicio en la Comuna y hace cinco meses tuvo una operación en la que le removieron un riñón, por lo cual se le dio un puesto temporal de estafeta, del que ha sido removido y puesto a disposición de las autoridades ante su supuesta falta de disponibilidad para trabajar, mientras que los administrativos Aidé Pérez y Raúl Vázquez tienen cerca de dos años y medio en sus puestos.
Por su parte la delegada sindical, Wilma Cu Sansores indicó que desde la entrada de esta administración se vive una psicosis entre los trabajadores ante las amenazas y malos tratos de los nuevos directivos.
Trabajadores coinciden en que el edil es prepotente, grosero e incongruente con lo que en campaña profesaba.

REINCORPORAN A SINDICALIZADOS
El líder sindical, Luis Chab Ruiz, acudió a dichas oficinas para apoyar a los inconformes, e indicó que en diversas áreas está pasando la misma situación, donde trabajadores de quejan de tratos déspotas y despidos a gente con antigüedad de más de 10 años.
Después de una llamada telefónica con el secretario del Ayuntamiento, el líder sindical señaló que se logró que se respete la permanencia de los sindicalizados hasta que se reúnan con el titular de esta área de Cultura, así como el secretario del Ayuntamiento para dialogar sobre este tema, ya que le entregaron diversas quejas por escrito.