Niegan derrumbe en la obra del distribuidor vial

33
En la construcción del distribuidor vial en la avenida Gobernadores han realizado pruebas de carga en toda la estructura.

En el distribuidor vial que construyen en la avenida Gobernadores no ha ocurrido ningún derrumbe ni se ha registrado algún otro incidente, como se ha difundido en redes sociales; por el contrario, se han realizado pruebas de carga y revisiones físicas a la estructura, que comprueban su perfecto funcionamiento, aseguró el subsecretario de Desarrollo Urbano y Planeación de la Secretaría de Obras Públicas, Álvaro Buenfil Bermúdez.
Cabe señalar que a través de redes sociales, ayer circuló la versión de que había un derrumbe en la estructura del segundo piso, en el cruce de la avenida Francisco I. Madero con Gobernadores; sin embargo, solo fue una información falsa.
Buenfil Bermúdez señaló que el ruido que se escuchó ayer por la mañana fue causado por los trabajos de “descimbrado” en la losa de concreto; “esto es, que se retiraron los moldes de madera que sirvieron como contenedores al vaciar el concreto. Como los trabajadores están a una altura de entre siete y ocho metros, al quitar las maderas las dejan caer al piso, obviamente eso causa un estruendo”.
Dijo que además se realizó una inspección física a la obra, y que los neoprenos (estructuras metálicas que unen las partes) no presentan ninguna deformidad, y las articulaciones metálicas también están trabajando correctamente. “Si hubiera algún problema, esta Secretaría hubiera tomado ya las medidas pertinentes”.
Asimismo, explicó que “la semana pasada, durante tres días se realizaron pruebas de carga a toda la estructura, que confirman que se está comportando conforme a lo planeado y diseñado”, afirmó.
Una de las pruebas consistió en que sobre la estructura transitaran dos tractocamiones, que en conjunto pesaban más de 100 toneladas, eso permitió comprobar el funcionamiento en los puntos más críticos de la infraestructura.
Agregó que ayer se hicieron nuevas pruebas, que consistieron en la revisión de los niveles topográficos arriba de la estructura, y se midió para ver si había alguna variación luego de las pruebas de carga.
“Esos niveles se mantienen y no hay ninguna prueba física de que haya algún desplazamiento de la estructura ni fisuras ni cuarteaduras”, concluyó.