Exigen devolución de tierras en la comunidad Los Cocos

15
Francisco Zacarías Nieto, uno de los propietarios de los terrenos, pidió apoyo a las autoridades.

Propietarios fundadores de la comunidad Los Cocos, El Santuario en el municipio de Candelaria, exigen justicia para recuperar las tierras que les fueron arrebatadas desde 2010 por el líder del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata” (Freciez), Luis Antonio Che Cu, a quien acusan de despojar de sus terrenos a por lo menos 50 familias y realizar tala ilegal de madera en uno de los “pulmones” naturales más importantes del Estado.
En entrevista en los bajos de Palacio de Gobierno, Francisco Zacarías Nieto señaló que los papeles que amparaban la propiedad de las cinco mil 084 hectáreas de tierra en cuestión, se los quemaron junto con sus casas por invasores que ahora no les permiten el ingreso al área, pero que se puede apreciar la tala indiscriminada de árboles y el saqueo de la madera las 24 horas del día.
De acuerdo con los denunciantes, las hectáreas corresponden a una reserva natural en Candelaria que les otorgaron con la encomienda de su protección y cuidado, así durante 30 años Zacarías Nieto junto con su familia realizaron puntualmente tareas de guardabosque y reforestación hasta que finalmente taladores ilegales los despojaron de las tierras, al no querer participar en la red de corrupción de la zona por madera.
“Desde 2010 comenzó el despojo, y desde entonces también presentamos nuestra denuncia ante las autoridades sin respuesta alguna, actualmente hemos sido despojados totalmente, estamos viviendo en la calle porque nos arrebataron propiedades, casas y animales que teníamos para autoconsumo, y nadie ha querido ayudarnos. Si no nos van a devolver las tierras, pedimos que se nos liquide para nosotros emprender un nuevo camino, estamos indefensos y en total abandono”.
Finalmente, Zacarías Nieto exhortó a las autoridades a atender esta problemática, pues no solo se trata del despojo de 50 familias, sino la devastación de una zona natural protegida.

Información: Anabel Martínez / Fotografía: José D. Beytia