Buscan garantizar el estado saludable de Los Petenes

16
La Reserva de la Biósfera de Los Petenes es hábitat de gran variedad de flora y fauna, además de que es uno de los ecosistemas que más carbono capturan. ar la deforestación y el cambio de uso de suelo en esta área que es hábitat de muchas especies

La Reserva de la Biósfera de Los Petenes en Campeche es una de las 16 Áreas Naturales Protegidas (ANP), donde se resguardan pastos marinos, un sitio de crianza, refugio y alimentación de especies juveniles de peces, informó el delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Luis Enrique Mena Calderón.
Consideró que es de vital importancia las estrategias implementadas para evitar la deforestación y el cambio de uso de suelo, para impedir la reducción del desarrollo de los pastos marinos.
Los Petenes es un hábitat temporal y permanente de muchas especies, como estrellas de mar y camarones, pepinos, anémonas, cangrejos, erizos y caracoles, y conforman la base de redes alimentarias de otros entornos estuarinos y costeros como manatíes, tortugas y gansos de collar.
La Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio), identificó 19 sitios prioritarios de pastos o praderas marinas para su restauración y conformación, y reportó 16 Áreas Naturales Protegidas de los litorales de México donde se resguardan, entre ellas, la Reserva de la Biósfera de Los Petenes.
En el mundo se han registrado 12 géneros de pastos marinos con 49 especies. En tanto que en México se tiene el registro de nueve especies dentro de seis géneros, como los pastos marinos, hierba de tortuga, hierba de manatí y pasto estrella, entre otros.
Mena Calderón destacó la importancia de garantizar el estado saludable de Los Petenes, ya que los ecosistemas costeros son los que más carbono capturan.
“Según los reportes de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), esos ecosistemas absorben un volumen de carbono de dos a cuatro veces mayor que el de los bosques tropicales maduros y almacenan entre tres y cinco veces más carbono por área, de ahí su importancia”, expuso.
“El mismo estudio, actualizado hace tres años, refiere que América del Norte, que abarca México, Canadá y Estados Unidos, cuenta con 24 mil 200 kilómetros cuadrados de lechos de pasto marino, 13 mil 500 kilómetros cuadrados de marismas y 10 mil 100 kilómetros cuadrados de manglares, según los datos cartografiados, aun cuando quedan por registrarse numerosos hábitats de praderas marinas y marismas”, añadió.