La actuación, una puerta del alma

16
Stephanie Sánchez Vasconcelos

Por: José May Castillo 

Con 9 años de haber incursionado en las artes escénicas, la joven promesa de la actuación Stephanie Sánchez Vasconcelos, actualmente integrante del Grupo de Teatro de la Secretaría de Cultura (Secult), está muy orgullosa de poder compartir sus experiencias, vivencias y conocimientos con el público local, pero también por representar a Campeche en un Festival Cultura en Guatemala, tal como amenamente lo expresó a Novedades Campeche.

¿De donde nace el interés por el arte escénico?
Nace de mi inquietud por decir cosas, pero también de la timidez porque no quería ser yo misma quien las diga, sino hablar y expresarme a través de otra persona.

¿Soñabas con ser actriz, qué te motivó a actuar en teatro?
En realidad siempre fui una persona muy tímida y callada, no sabía que era capaz de hacerlo. Al principio era algo desconocido e inalcanzable, de hecho mi primer personaje fue un muchacho; ahora con el paso del tiempo me motiva poder transmitir mensajes más poderosos que logren mover conciencias o al menos que se cuestionen. He conocido más sobre el teatro y creo que es capaz de reflejar y sensibilizar a la humanidad.

¿Cuándo te integras al Grupo de Teatro de la Secult?
Mi trabajo siempre ha sido aficionado y no de manera profesional, a mí me formaron las tablas. En el 2009 empecé con mis primeros trabajos más serios, mis primeros contactos con el teatro y las tablas en la compañía estudiantil del Instituto Campechano. A la compañía de Secult entre en el 2014.

¿Que experiencias te ha dejado el teatro y en particular el grupo de Secult?
En general siempre es una experiencia diferente, el contacto directo con el público y el intercambio de energía, para mí es mágico. Con el grupo tuve la oportunidad en septiembre del año pasado de asistir a los juegos florales hispanoamericanos en Guatemala con la obra “Mujeres de Arena”.

¿Cuáles son tus aspiraciones en las artes escénicas?
En estos nueve años siempre me he dedicado a ser teatrista y he tomado los talleres que me han sido posibles, pues no es tan fácil alternar un trabajo más, es buna actividad que te demanda mucho tiempo. Me gustaría hacer otro tipo de teatro, por ejemplo en las comunidades, porque creo que aún está muy centralizado.

¿Qué obra ha marcado tu incursión?
A todas les tengo mucho cariño, pero “Mujeres de arena” es una obra que me mueve mucho pues habla de las muertas de Juárez, las miles de mujeres que han desaparecido y han sido asesinadas de manera tan cruel y sobre todo de la impunidad que impera en nuestro país. Por eso es tan importante para mí llevarla al escenario, porque soy portadora de esta voz que ahora está en silencio.

¿En cuántas obras has participado?
En más de 10 obras, por ejemplo “Doña Rosita la soltera”, que fue la primera; “Monólogos de la Vagina”, “Ni princesas, ni esclavas” y más reciente en la obra “Pareja Abierta”, entre otras.

¿Que tan difícil es estudiar los diálogos?
Depende de la memoria de cada quien, pero con mucha concentración no es tan difícil, yo siempre estudio donde puedo, mientras camino o en el camión, voy repitiendo mis letras y la gente se ríe porque piensa que hablo sola.

¿Cómo se actualiza una actriz o actor?
Creo que hay que aprovechar todos los cursos y talleres que se brindan en Campeche, a veces no hay tantos como nos gustaría, pero los que vienen son de mucha calidad y con gente profesional; hay talleres de voz, de expresión corporal, en el teatro nunca terminamos de formarnos.

¿Cómo ves el teatro en Campeche?
Creo que ha avanzado mucho, hay jóvenes que después de tener sus primeras experiencias en Campeche están estudiando de manera profesional en escuelas de arte de otros estados. La gente está asistiendo a las funciones, a pedir más y más teatro y eso nos obliga a trabajar en algo atractivo y a la vez reflexivo.

¿Qué consejo darías a quienes buscar una oportunidad?
Que experimenten, que vayan a ver todo lo que se hace en Campeche, que tomen los talleres, que lean mucho teatro y que comiencen a crear.