Líder protector del medio ambiente

17

Por: José May Castillo

Con 28 años de aporte, contribución y liderazgo en la conservación del patrimonio natural del Estado y casi 30 años en la investigación y la labor académica, el biólogo y maestro en Ciencias del Mar con especialidad en Oceanografía Biológica y Pesquera por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Guillermo Villalobos Zapata, ha sido parte fundamental en los estudios de declaratorias y programas de manejo de las áreas protegidas costeras y marinas de Laguna de Términos, Los Petenes y Ría Celestún.
En la actualidad, al frente del Instituto de Estudios de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México (Epomex), del cual también es fundador, Villalobos Zapata está legando sus conocimientos desde hace casi 3 décadas en la consolidación del manejo de recursos costeros.

¿Cuál ha sido el trabajo que coordina al frente del Instituto Epomex?
El Instituto Epomex sigue en las 5 áreas de atención de investigación costera, que es la de manejo de sistemas costeros, donde es nuestra participación fuerte con las áreas naturales protegidas y que respaldamos con acciones de conservación, así como el área de protección de Flora y Fauna de Laguna de Términos y viendo cómo se empieza a inducir tanto socialmente como en proyectos para ecosistemas para la adaptación al cambio climático.

¿Tienen alguna contribución con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas? Bueno sí, con el programa que se llama de resilencia que es el tratamiento de acciones y proyectos que inducen a que los ecosistemas y la población que vive dentro de las áreas naturales protegidas y sus áreas de influencia sean adaptables a los cambios que se van teniendo y que están asociados al cambio climático, tal como en las pesquerías y en la temperatura, por lo que también el Instituto cuenta con área de recursos pesqueros que se involucra con especies marinas como el pulpo, atención del pepino de mar, con programas de manejo que disminuyan su biomasa, sino que se organice y mejore, así como en la parte sur de la entidad con la cuestión del camarón, con un plan rector de acuacultura que se promueve en conjunto con la Secretaría de Pesca y Acuacultura.

¿A qué se pretende llegar con esos estudios?
Con ello se instrumentan acciones que vayan en mejoría del sector pesquero, lo cual involucra tanto el cambio de usos y costumbres, inclusive otro tipo de pesquerías que no son las que convencionalmente se usan y en procesos costeros, con estudios para la actualización de Protección Civil, el llamado Atlas de Riesgos Estatal para cuestiones de vulnerabilidad y disminuirlos entre la población a través de las obras que se pretendan hacer donde se consideren los criterios de vulnerabilidad y también de cambio climático.

¿En cuántos proyectos hay participación del Instituto?
Actualmente tenemos trabajando 22 proyectos donde se involucran 15 investigadores, hay tanto docentes y asistentes en maestrías de manejo de zona costera como de ingeniería ambiental y biología, que son los brazos del Instituto Epomex, que se están capacitados.

¿En el caso de Los Petenes, cuál es el enfoque del Instituto Epomex?
Es para acciones de restauración, que lleva ya un ciclo de 4 años y empezar a ver los resultados de esa buena recuperación en unos 4 años más que abarca el proyecto.

¿Los proyectos están adaptados a las necesidades que tiene la entidad en materia de medio ambiente?
Sí, es uno de los compromisos que se tienen, que si bien necesitamos también ciencias básicas que generan conocimientos, es necesario enlazarlo en su aplicación.

¿Cuál es el mecanismo de los proyectos?
Están diseñados para 2 fases y que llevan ya algunos más de 6 años y otros que salen de las convocatorias anuales, donde se ha concursado y se ha obtenido financiamiento.

¿De cuánto ha sido el financiamiento obtenido por esos 22 proyectos?
Son aproximadamente de 60 millones de pesos por la suma de esos proyectos y se van dando conforme se van cumpliendo las etapas y la administran las instancias federales, que es la principal fuente de financiamiento.