Cifras avalan la recuperación económica de Campeche

12

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) del Gobierno del Estado informó que la recuperación económica de Campeche es una realidad, pues cifras oficiales indican que en el primer trimestre de 2018 la entidad registró avances de 7.2 puntos porcentuales. En empleo, en los últimos 12 meses se logró recuperar cuatro mil 318 empleos formales, lo que demuestra que el Estado está ya en un intenso proceso de estabilización, tras la severa crisis que sufrió a causa de la debacle petrolera.
Hay que tomar en cuenta que de 2014 a los primeros meses de 2016, la entidad perdió más de 30 mil puestos formales.
El titular de la Sedeco, José Berzunza Espínola, explicó que tras la drástica caída en la economía, que llegó hasta un -13.7% en 2017, en los primeros tres meses de 2018, Campeche logró ubicarse en -6.5%, lo que representa una importante recuperación de 7.2 puntos porcentuales a tasa anual.
De acuerdo con cifras oficiales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en los últimos 12 meses se reportó la recuperación de cuatro mil 318 nuevos trabajos formales, al pasar de 118 mil 551 empleados, en junio de 2017, a 122 mil 869 en junio pasado.
Explicó que hay organismos no gubernamentales en México que pretenden calificar el avance económico de las entidades del país basándose en modelos de crecimiento que se aplican en países más desarrollados, esquemas que ni siquiera son cumplidos por esas naciones. Un caso en concreto es la perspectiva que una de esas ONG’s impuso a la entidad, que asciende a 4.5% a tasa anual.
Recordó que el golpe sufrido por la economía campechana, que aún depende en más del 80 por ciento de la actividad petrolera, no puede superarse por decreto ni con buenas intenciones o metas irreales, sino con trabajo firme, decidido y constante.
Campeche redujo en un año su tasa de informalidad laboral en casi dos puntos porcentuales, al pasar de 56.4 a 54.5%, al comparar el primer trimestre de 2017 con el mismo lapso del presente ejercicio.
Agregó que a pesar de que la entidad ha logrado disminuir el índice de empleados en el gobierno de 7.7 a 7.4%, se aconseja cumplir una meta de 3.9%, lo cual generaría más desempleo.
Recordó que, recientemente, Standard and Poor’s Global ratificó su calificación para Campeche (muy positiva), debido a su bajo nivel de endeudamiento y de disposición de la liquidez adecuada con respecto a sus obligaciones financieras. La meta impuesta, sin conocer la realidad económica del Estado, es reducir la deuda y su servicio como porcentaje del PIB. A pesar del crecimiento de la deuda nacional, el Estado ha mantenido sus niveles de pasivos en 0.2% del PIB Estatal en los últimos dos años.
Reconoció que la debacle petrolera ha afectado al PIB Estatal, pero debe tomarse en cuenta que la entidad es la séptima economía que más aporta al Producto Interno Bruto nacional. La aportación de Campeche al PIB secundario es de 9.6%, el coeficiente más alto del país, y a pesar de la caída de su PIB, el Estado sigue teniendo el mayor PIB per cápita nacional.
La recuperación de la economía de Campeche es evidente, dijo. Tan sólo en materia de inversión extranjera directa, Campeche tuvo uno de los reportes más altos de los últimos 20 años, en 2017, al registrar 311.9 millones de dólares en total.
En el apartado de nuevas inversiones, Campeche incrementó en 569% su captación entre 2016 y 2017, al pasar de 16.5 millones de dólares a 110.3; de 1999 a 2012, el promedio anual de la inversión extranjera directa total de Campeche fue de 94 millones de dólares.
Agregó que esas cifras evidencian el avance que ha tenido Campeche en materia de atracción de inversiones extranjeras, cuyo promedio anual total durante la actual administración estatal es de 263.3 millones de dólares.