Fascinación por los caninos

8

Por: José May Castillo

Mario Joaquín Vega Pérez, identificado con los caninos, es uno de los instructores más importantes en la entidad con reconocimiento nacional, en parte por su loable labor como adiestrador de caninos durante más de 25 años.
Acompañado de Newton, su mascota adiestrada para casos de rescates y auxilio ante desastres naturales, Vega Pérez comparte con Novedades de Campeche que desde que era niño tuvo una fascinación por los perros, pero además sus papás se los obsequiaban.
Recuerda que en sus tiempos de secundaria tenía una perrita que lo acompañó durante tres años, pero cuando falleció le dolió tanto que no volvió a tener perros. Sin embargo, cuando inicia su formación militar, tiene la oportunidad de ingresar al Grupo Canino de la Secretaría de Marina (Semar) para el adiestramiento de perros para detectar narcóticos.

¿Cuántos años llevas entrenando perros?
Llevo 25 años adiestrando y trabajando con perros en la capital campechana, lo cual da confianza para cumplir con ciertas tareas.

¿Porqué el adiestramiento canino?
Es algo que me gusta y hay ocasiones que lo hago sin cobrar. Ahora lo he hecho desde la parte del voluntariado de la delegación de la Cruz Roja, entrenando a los perros sin ningún costo, incluso aportando de nuestro bolsillo para el equipo y lo que se necesita, tal como la alimentación, los gastos veterinarios que corren por nuestra parte, y lo voy a hacer para toda la vida.
¿Cuánto tiempo se le dedica al entrenamiento de un perro?
No se requiere de tanto tiempo, para tener un perro de trabajo como Newton le dedico de 30 a 40 minutos dos o tres veces a la semana, porque es un perro de casa, viven conmigo y mi familia, con quienes convive de manera normal.

¿Cuál es el proceso?
Primero la obediencia, que es lo que hace que el perro le entienda a uno, esta etapa se lleva un tiempo de 6 meses, trabajando un día sí y otro no, se le dedica una hora y así el perro va entendiendo y está listo para otras actividades como los obstáculos y las tareas de rescate, enseñándole al perro muchas estrategias para mandarlo a la búsqueda y yo también tengo que especializarme porque hay muchos materiales peligrosos y de riesgo como estructuras colapsadas, que se pueden caer en cualquier momento.

¿Cualquier tipo de raza puede hacer esas labores?
Cualquier especie de canino puede hacerlo, así como chihuahuas que han sido entrenados para labores de búsqueda; sin embargo, no son perros adecuados, porque en estructuras colapsadas se requiere de una mayor profundidad, pero son más ideales las tallas medias como el labrador, el pastor, el pastor belga y alemán, entre otras que son muy adecuadas para realizar estrategias de rescate.

¿Cómo fue tu incorporación a la Cruz Roja?
Pues ya tengo una trayectoria con los perros y fui fundador de la Policía Canina del Estado de Campeche de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) preparando perros para detectar narcóticos, y en otras entidades y países hay esa especialidad y fue por invitación de Protección Civil cuando estuvo al frente el comandante Jorge Ancona Cámara, me habló para proponerme el proyecto, a lo cual de dije que sí, y fui a tomar un curso a cargo del instructor español Jaime Parejo en Tlaxcala, de quien aprendí mucho y con la técnica fui desarrollando mis propias habilidades, pero además soy competidor de la Federación Canofila Mexicana a nivel nacional, aunque también he sido enviado a otros cursos a través de la Cruz Roja, con una especialidad en forma.

¿Qué satisfacción te genera adiestrar a perros?
Es una labor que me da mucha satisfacción pues hace 7 años que iniciamos el adiestramiento de perros para búsqueda y rescate, pero además Campeche ha apoyado en las labores ante sismos, aún cuando sea una zona sísmica, sobre todo en la especialidad de estructuras colapsadas y por ello estamos especializándonos, tomando cursos para estar al cien por ciento, donde es gratificante salvar vidas humanas en el sismo del 19 de septiembre del 2017, aunque también las lluvias y huracanes pueden provocar colapsos.